La ciudad

Fein admitió que "las obras de la estación terminal de micros llevan un año de atraso"

La intendenta sostuvo que problemas de infraestructura y de recursos causaron la demora. A mediados de febrero habilitarán las boleterías y prevén para septiembre la finalización de los trabajos.

Viernes 14 de Diciembre de 2012

La Municipalidad admitió ayer que las obras de la terminal de ómnibus Mariano Moreno llena un año atrasadas. Y esa demora, provocada por "cuestiones de infraestructura y de recursos", obligará a seguir trabajando todo el verano si, como está previsto, se pretende llegar con una estación totalmente renovada a septiembre de 2013.

El presidente de la empresa de Estado municipal que administra la terminal, Orlando Debiasi, dejó en claro ayer que la continuidad de los trabajos sin tregua implicará un "gran reto" en un espacio en el que en los primeros días de enero pasan unas 100 mil personas por día.

Por su parte, la intendenta Mónica Fein y el secretario de Obras Públicas municipal, Omar Saab, supervisaron el avance de la segunda etapa de los trabajos.

Fein recordó que la obra, que el 8 de diciembre pasado cumplió un año de demora, se lleva adelante a través de una concertación entre el sector público y los propios comerciantes de la terminal, que aportan fondos.

"La segunda fase es de unos 7 millones de pesos", detalló la socialista, que admitió que "cuestiones de infraestructura y de recursos fueron las principales causas de las demoras".

Sobre los atrasos, Saab también apuntó a los recursos y recordó que la remodelación tiene un presupuesto básico de 22,6 millones de pesos, en la que "ni la provincia ni la Nación hacen aportes".

Debiasi abundó al respecto. "No se puede hacer un cálculo de tiempo lineal: apenas estamos llegando al 80 por ciento de la obra y los trabajos se atrasaron mucho por la lluvia. Octubre nos mató, al igual que la discusión con los comerciantes sobre cómo hacer los entrepisos de los locales y varias tareas complementarias".

Asimismo, el funcionario salió al cruce de posibles críticas al referirse al aumento del presupuesto de la obra en un 20 por ciento.

"Se habían calculado 22 millones, pero usaremos todo el adicional previsto en toda licitación y que, en este caso, es de 4.400.000 pesos", anunció Debiasi.

Lo primero que se terminará, en lo inmediato, es el techo de toda la terminal. Prevén que la renovación concluya en 15 días.

A mediados de enero habilitarán nuevos baños y comenzarán a trabajar con la renovación de unos seis locales (deberían estar listos a fines de ese mes).

En tanto, para el 15 de febrero estarán a punto las nuevas boleterías, unas 50 en total y sólo 24 habilitadas por calle Santa Fe.

"Para esas obras abriremos un pasillo provisorio por Santa Fe y cerraremos diez dársenas por Córdoba", advirtió Debiasi.

De inmediato, aclaró que se trata de una obra "muy complicada", no sólo porque comúnmente circulan por ese espacio unas 60 mil personas sino porque aparecieron "roturas y deterioros que obligaron a trabajos adicionales".

De ese modo, Debiasi se refirió al entubamiento de 80 metros que arranca desde San Nicolás a Constitución, por Santa Fe, y que impedirá nuevas inundaciones en el casco histórico principal. "Prevemos que en diez días estará listo", destacó.

Otra sorpresa apareció en un sector del techo en la zona de los viejos baños: las cabreadas (vigas que sostienen las chapas) estaban totalmente deterioradas. "Están podridas y debemos cambiarlas, algo que no ocurrirá hasta marzo", advirtió.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario