La ciudad

Fanáticos de los autos se movilizaron contra las picadas

La asociación que nuclea a los vehículos estéticamente modificados convocó a decenas de fierreros al Scalabrini Ortiz.

Domingo 11 de Marzo de 2018

Con una caravana de más de 60 autos, la Asociación Civil de Vehículos Especiales de Rosario (Acver) recorrió las calles desde el Monumento a la Bandera hasta el parque Scalabrini Ortiz en contra de las picadas clandestinas, que cada fin de semana tienen en vilo las calles. "Si ves alguien corriendo llama al 147", decía el pasacalle que desplegaron en los puntos de salida y llegada, y dejando en claro que "los dueños de los vehículos que están estéticamente modificados no avalamos para nada estas situaciones que se generan cada fin de semana", señaló Daniel Caporaletti, tesorero de la entidad e integrante desde hace una década.

   Los continuos accidentes que se producen durante las carreras ilegales fue lo que motivó la movida del viernes por la noche.

   "El último fin de semana un auto estaba corriendo en el Scalabrini, mordió un cordón y tuvo un accidente de tal magnitud que el motor salió despedido, ¿qué vamos a esperar, otro muerto?", se preguntó el hombre, que marcó en ese siniestro el punto de partida para la convocatoria que se llevó adelante este fin de semana.

Andando

Así, si bien fue la Acver la que convocó, otras entidades y clubes de vehículos de diferentes marcas e incluso de otras ciudades de la provincia se sumaron a la movida y fueron más de 60 los que integraron la caravana a lo largo de varias cuadras. "Había autos modificados, pero también autos antiguos e integrantes de clubes de diferentes marcas", explicó Caporaletti, y hasta señaló que "hubo automovilistas que se fueron sumando a la convocatoria espontáneamente a medida que la cola de autos iba avanzando".

   Reunidos en el Monumento recorrieron el bajo hasta el parque Scalabrini Ortiz, un espacio amplio que suele ser escenario de las no poco concurridas convocatorias a picadas clandestinas. Por eso, cuando llegaron, no fueron sólo los automovilistas los que participaron del encuentro, sino también los vecinos, que son los que sufren estas situaciones, sobre todo los fines de semana.

   Por otra parte, alertaron a los vecinos que en caso de presenciar este tipo de hechos, deben comunicarse y denunciarlos al teléfono 147 de la Municipalidad, que atiende los reclamos de movilidad.

Un picódromo

Con onerosas inversiones, la Acver reúne a autos estéticamente modificados que, según sus dirigentes, "nada tienen que ver con las picadas de este tipo y no avalan ese tipo de encuentros", indicó Caporaletti.

   Modificaciones en las llantas, colocación de alerones, en la altura de los autos, ensanche de paragolpes son cambios que, argumentan, pueden costar varios miles de pesos y "nadie quiere poner en peligro y salir a romper el auto en una carrera clandestina".

   Sin embargo, el tesorero sí admitió sin dudar "la necesidad que tiene Rosario de tener un picódromo, así como tiene un autódromo municipal, donde se pueda llevar adelante este tipo de actividades sin problemas y en un marco de control y legalidad, porque se trata de una ciudad grande que carece de un espacio así y que obliga a quienes les gusta a viajar a otras ciudades como Paraná o incluso Mendoza".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});