La ciudad

Familias reclamaron en Tribunales por una presunta estafa

Le pagaron a una mujer que les iba a conseguir viviendas en la Zona Cero(en el noroeste rosarino), pero eso nunca ocurrió. El viernes casi le incendian la casa.

Martes 02 de Junio de 2015

El reclamo de 250 familias contra una mujer a la que acusan de estafarlos con la venta de casas de la Zona Cero (en el sector noroeste de la ciudad) detonó ayer en la puerta de los Tribunales provincial, donde damnificados de los más diversos barrios de la ciudad cortaron el tránsito para exigir que se inicie una causa penal. Con ese fin, dos abogadas presentaron una denuncia por una estafa que sería superior al millón de pesos y pidieron medidas.

Uno tras uno, los engañados firmaron el escrito mientras exhibían los recibos rudimentarios de la supuesta intermediaria por sumas que van desde los 4 mil a 16 mil pesos a cambio de una "llave".

El caso fue asignado al fiscal de Delitos Complejos Sebastián Narvaja, quien ayer reunía datos, acopiaba denuncias e intentaba dar con el paradero de la persona denunciada.

"Jugaron con la ilusión de nuestra gente", decían los carteles de los manifestantes en el corte de Pellegrini y Balcarce, que arrancó a las 9 y se mantuvo hasta la tarde, provocando innumerables problemas en el tránsito de una gran zona.

Se habían convocado por las redes sociales tras los incidentes del viernes pasado frente a la casa de la mujer, Lidia G., en Matienzo y Pasaje Aguilar del barrio Bella Vista. Entonces numerosos vecinos se congregaron a reclamar la devolución del dinero al advertir el engaño. En el lugar intervinieron Gendarmería, Infantería y la Policía de Acción Táctica hasta que, alrededor de las 19, un hombre que sería la pareja de la mujer empezó a entregar 1.000 pesos a algunos damnificados, con la promesa de devolver el resto al día siguiente.

El sábado los vecinos volvieron pero en la casa de barro Bella Vista ya no había nadie.

Ayer los damnificados se concentraron primero frente a las oficinas del Ministerio Público de la Acusación de Montevideo 1968 y luego fueron en masa a cortar el tránsito en la avenida.

"El corte se hace porque no tenemos respuesta. Esta mujer es una puntera política ligada al gobierno provincial que jugó con la necesidad de la gente", dijo como vocera del grupo la abogada María Avilez, mientras dentro de Tribunales su colega Mirna Segré redactaba una denuncia colectiva. Los manifestantes exigían además la presencia de funcionarios de la Dirección de Vivienda y Urbanismo, aún con la esperanza de obtener una casa propia.

La denuncia por "estafa en concurso real con asociación ilícita" fue asignada al fiscal Narvaja, quien se entrevistó con las víctimas en el corte.

Por la tarde reunía información, tenía medidas en curso e intentaba a ubicar a la denunciada.

¿Se fue? Las víctimas sostenían que se habría ido a "España o Estados Unidos", donde residiría algún hijo de la mujer, pero según datos oficiales no habría salido del país.

La fiscalía pidió que quien haya resultado víctima de la maniobra se acerque a denunciar su caso.

Entre los damnificados había vecinos de los barrios 7 de Septiembre, Acindar, Moderno, Las Flores y Fisherton; de las localidades de Villa Gobernador Gálvez e Ibarlucea y hasta un hombre que contactó a G. desde Comodoro Rivadavia. Casi a coro, como un enjambre y manifestando su enojo a gritos, los vecinos contaron a la prensa que llegaron a la intermediaria a raíz de algún conocido o del "boca a boca". "Somos gente trabajadora, sin entradas en la policía", repetían, y contaban detalles sobre el ardid en el que se mezclaron la necesidad de vivienda con una oferta tentadora.

Contaron que la mujer brindaba su teléfono fijo y su dirección, los atendía en su casa y se presentaba como intermediaria del gobernador Antonio Bonfatti y la intendenta Mónica Fein. Decía ser la "encargada de hacer las carpetas para adjudicar las casas de Zona Cero", precisó Segré en la denuncia. Aseguran que trabajaba con un hombre —sería su pareja— y dos supuestos abogados. Solicitaba sumas diversas según el caso —4 mil, 6 mil o 15 mil pesos—, un recibo de sueldo y la fotocopia del DNI a cambio de la "llave". Con esa entrega, supuestamente quedaban anotados para recibir una de las viviendas en el complejo de zona norte y, tras la adjudicación, debían pagar 175 pesos mensuales más los impuestos por 25 años.

"Un requisito era tener cierto poder adquisitivo. Pedía recibos de General Motors y de La Virginia", confiaron. A cambio de la suma inicial entregaba recibieron un recibo común, de los talonarios que se compran en librerías.

"Te mostraba los planos. Nombraba jueces, abogados y políticos. Te hacía ir a ver el terreno y preguntar por una determinada persona que te contaba el avance de la obra y qué casas estaban listas para entregar", dijeron. Lo que alertó a los vecinos fue la entrega por parte de Bonfatti, el miércoles pasado, de 28 viviendas del barrio Zona Cero. Entonces se enteraron de que las 150 que falta entregar ya fueron adjudicadas.

"Entre nosotros hay mucha gente que alquila. Gente que vivía en un ranchito y lo vendió para pagarle los 4 mil. Otros vendieron el auto. O gente como yo, que saqué un crédito con mi marido y terminamos pagando el doble", contó una mujer con un nene en brazos. "Te atendía en su casa, siempre bien, ¿cómo íbamos a sospechar?", planteó. "Siempre te pedía que le llevaras gente. Y amenazaba con sacarte de la lista si le insistías mucho con la entrega. Decía que ella se dejaba 400 pesos de comisión", contaron los vecinos tras años de espera, ya que según precisaron las primeras maniobras se remontan al año 2009.

La amenaza de un motociclista

”Somos los narcos de la banda del Chaque. Tengan cuidado que somos gente pesada. Los vamos a bajar uno por uno. Lidia ya está armada”. Según contaron los manifestantes en cercanías de Tribunales y la abogada Mirna Segré, la amenaza fue realizada ayer al grupo de manifestantes por un motociclista que circulaba por avenida Pellegrini, quien gritó al grupo sin sacarse el casco y huyó antes de ser alcanzado por los vecinos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS