Salta 2141, el juicio

Familiares de unos y otros, siempre presentes

Las audiencias del juicio oral y público son seguidas por allegados de las víctimas y los procesados.

Lunes 24 de Junio de 2019

Cada día, las audiencias del juicio oral y público en el que se busca establecer las responsabilidades por la explosión del edificio de calle Salta 2141 son seguidas con atención por los familiares de las víctimas y de algunos de los procesados. Los primeros se ubican en la sala a muy pocos metros del gasista Carlos García, quien fue el que manipulaba el regulador de gas en el edificio el día en que se desató la fuga y posterior explosión.

García no concurre solo a las audiencias. Cada mañana se lo ve llegar junto a su pareja, quien no dejó de estar a su lado en cada una de las jornadas que lleva transcurrido el juicio.

Por su parte, los familiares de Débora Gianangelo, los únicos querellantes en esta causa, colocan fotografías de la joven fallecida en la explosión en la puerta de la sala de audiencias. Su hermano, Adrián, quien declaró como testigo de la Fiscalía y la querella en este proceso, las besa cada día antes de ingresar al recinto, en un ritual que se mantuvo inalterable desde el 8 de mayo, cuando se inició el juicio oral y público.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario