La ciudad

Falleció uno de los abuelos abandonado en un bar por uno de sus hijos

Hugo, de 92 años, estuvo internado y no se pudo recuperar de una afección cardíaca que sufría desde hace un tiempo. En junio había sido abandonado, junto a su esposa, por uno de sus hijos en un bar

Viernes 01 de Noviembre de 2019

Hugo, uno de los ancianos abandonados en junio pasado por uno de sus hijos en un bar del macrocentro de Rosario y cuya triste historia se viralizó rápidamente, falleció hace unos días debido a problemas cardíacos. La noticia se conoció ahora, aunque su fallecimiento data de varios días.

La noticia fue conocida a partir de un posteo en Facebook que hizo Juan Carlos Rodríguez, el tatuador cordobés que se ofreció a llevárselos a vivir con él cuando se enteró de que los abuelos habían sido abandonados por uno de sus hijos. Incluso les armó todo para llevarlos unos días a Capilla del monte, de donde los abuelos "guardaban gratos recuerdos"

Hugo falleció el Día de la Madre, el 20 de octubre pasado, después de haber estado internado en el sanatorio Plaza, por un problema cardíaco, en una patología que arrastraba hacía tiempo.

>> Leer más: "Lo oscuro ya pasó", afirman los abuelos desalojados que ahora tienen dónde vivir

Cuando la situación era irreversible, Raúl, el hijo con el que había vivido unos días tras ser abandonado por su hermano en un bar, tomó la decisión de que Hugo pasara sus últimos días en el hogar, junto a su esposa, Hilda.

Hugo se hizo conocido en junio pasado, cuando junto a su esposa Hilda (86 años) habían sido abandonados durante más seis horas por uno de sus hijos en un bar de Corrientes y 27 de Febrero.

>> Leer más: Un cordobés vino a visitar a los abuelos abandonados

Habían sido desalojados el 5 de junio de este año por falta de pago del departamento que ocupaban en la zona de 27 de Febrero y Paraguay junto a su hijo, quien llegaron en un taxi al citado bar acompañado por uno de sus hijos, siguió camino y nunca más apareció a buscarlo.

Por entonces, Hugo ya se movilizaba ayudado por un bastón.

Luego de varias horas, los ancianos fueron a parar a la comisaría 5, desde donde se pusieron en contacto con Raúl, el otro de sus hijos, quien los fue a buscar a la comisaría y se los llevó a su casa.

>> Leer más: Unas 160 personas ofrecen alojar a los abuelos abandonados

"Lamentablemente papá y mamá quedaron en la calle, porque no pudieron sostener el alquiler", admitió casi al borde del llanto Raúl en ese momento.

Luego de tres semanas difíciles sin tener una domicilio fijo, y de algunas propuestas y gestos solidarios que trataron de adoptarlos y hasta invitarlos a vivir a Capilla del Monte, los abuelos González dejaron la vivienda de la zona sur para instalarse como húespedes en el Hogar Español, una entidad sin fines de lucro, donde se alojan casi 80 abuelos, que está ubicado en la zona de Uriburu y Avellaneda, en la zona sudoeste.

>> Leer más: Una pareja de abuelos fue abandonada por su hijo durante siete horas en un bar

Tras la muerte de Hugo, su esposa Hilda transita el duelo acompañada del personal del hogar y de una amiga que se hizo en el establecimiento, con quien comparte talleres de canto y pintura, según contaron desde el Hogar Español.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario