La ciudad

Falleció Ernesto Rathge, reconocido psiquiatra fundador de la Red Psicoterapéutica de Rosario

El profesional se erigió como una de las voces más lúcidas del ámbito académico de la ciudad

Martes 28 de Enero de 2020

El reconocido psiquiatra y psicoterapeuta Ernesto Rathge falleció hoy luego de batallar durante un largo tiempo contra el cáncer. Tuvo una dilatada carrera, que comenzó 40 años atrás y que lo tuvo como fundador y director de la Red Psicoterapéutica de Rosario, un sistema de atención en salud mental con más de 200 profesionales de la salud mental, que marcó un hito en la ciudad y en la zona sur de provincia.

Además de su trayectoria profesional y académica, Rathge fue columnista y colaboró en La Capital, aportando su mirada sobre diferentes temas en suplementos como “Más” y “Salud”. En un reportaje que concedió a este diario en 2015 afirmó: “Lo único que nos importa de verdad es el amor y el trabajo”.

Rathge se presentaba en Twitter como “abuelo” (tenían cinco nietos) y solía reivindicar el valor de las reuniones familiares para formar jóvenes con historia y no solo con presente. La familia nuclear se ha reducido, antes era más amplia y los abuelos formaban parte de la convivencia cotidiana. Y como además ahora trabajamos más y más tiempo, el rol del abuelo es diferente: aporta desde una dinámica más activa y menos ligada al tiempo directo", explicó.

>> Leer más: Ernesto Rathge: "Lo único que nos importa de verdad es el amor y el trabajo"

"Pero esa presencia es de extraordinaria importancia porque el 'hablar de lo que ocurrió' está bastante a cargo de los abuelos. Son los que “pueden contar mejor la historia”... También está a su cargo, como siempre ha sido, el “mimo arbitrario” hacia los nietos, por llamarlo de algún modo. Pero hay menos tiempo, eso es indudable", añadio Rathge, en el reportaje concedido a este diario.

En el articulo, resumió su pensamiento: "Como decía Freud, la gente viene por problemas de amor o de trabajo. Son las únicas cosas que de verdad nos importan. Lo del amor tiene que ver también con el amor propio, con lo relacional con los demás o con nosotros mismos. Ese registro que tenemos del otro, ese aferrarnos al otro que implica la cuestión amorosa, a veces genera sufrimiento. Se tiende a pensar que vivimos en una sociedad sin afectos y no es así: vivimos con intensos sentimientos".

>> Leer más: Aquellos soldaditos de plomo

Siempre tuvo una mirada crítica sobre algunos de los grandes problemas actuales: la violencia, el uso de psicofármacos y el papel de los padres en la sociedad del consumo. “Los chicos tienen más poder de la cuenta y eso los desprotege”, advirtió en aquel reportaje.

Rathge también tuvo una opinión severa sobre el rol de las redes sociales y el anonimato que suele reinar ese mundo. "El anonimato favorece la irresponsabilidad. Se confunde libertad de expresión y espontaneidad con calumnia y grosería. Todo esto es muy nuevo y las normas suelen ir por detrás de las experiencias que deben regular. Ayudaría mucho que cada usuario de las redes se identifique y se haga cargo de lo que escribe o muestra. Vivir en sociedad es un largo y trabajoso proceso de perfeccionamiento que no terminará nunca".

El fallecimiento de Rathge deja a Rosario sin una mente lúcida y una figura de consulta permanente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario