La ciudad

Facebook entregará información sobre el grupo que comercializa armas

La red social hizo lugar a la medida cautelar solicitada por el fiscal Nicolás Fopiani, quien lleva adelante la investigación judicial. El caso tomó trascendencia por un informe de La Capital.

Sábado 20 de Junio de 2015

El caso del grupo público de Facebook que comercializa armas en Rosario tomó trascendencia a través del amplio informe publicado ayer por La Capital y rápidamente repercutió en los principales medios de comunicación nacionales. La increíble impunidad con la que se compran y venden armas utilizando la red social despertó sorpresa, indignación y generó una investigación judicial que ya está en marcha. La novedad más importante de ayer fue que Facebook dio lugar a la medida cautelar solicitada por el fiscal Nicolás Fopiani para congelar la cuenta "Venta de Armas Rosario".

Con esta decisión, el Ministerio Público de la Acusación podrá contar con toda la información del perfil desde que fue creado hasta el momento. "Esto significa que si bien el perfil es de carácter público, queda congelado. Eso permite que toda la información sea remitida a la fiscalía. Incluye direcciones IP, perfiles, comentarios, mensajes y fundamentalmente interacciones. Es una gran ayuda para la investigación", señaló Sebastián Carranza, vocero de la fiscalía.

Este grupo, que se atrevió a funcionar con un alto nivel de exposición sin reparos, consiguió rápidamente más de 660 miembros interesados en las actividades. Por eso, comenzó a ser monitoreado por la fiscalía a principios de mes. "La investigación arranca a principios de junio cuando se toma conocimiento de este grupo. Estábamos monitoreando algunos perfiles que podrían tener alguna implicancia cierta en este tipo de transacción de armas. Y estamos en pleno proceso de investigación", destacó Carranza.

Dentro del grupo se detectaron algunos perfiles falsos y otras personas que no tienen nada que ver con este hecho. "Todas las vías que están en curso tienden a definir si los perfiles son verdaderos. Y una vez definida la identidad, ver si tienen alguna relación con algún hecho ilícito, alguna banda, o algo similar. Había más de 660 personas en el grupo, así que no es una búsqueda sencilla", advirtió con prudencia el vocero.

En relación a la chance de que un agente de una fuerza de seguridad se encuentre implicado en alguna de estas transacciones de armas, confió que todavía no hay demasiadas precisiones al respecto. "Se está verificando la veracidad de ese perfil en particular. Si está armado o es algo falso. Esa información, con todas las direcciones de IP que nos van a acercar, hará un poco más sencilla la búsqueda, porque reduce la investigación y permite un acceso más rápido de la gente de informática", explicó.

Más allá de la notable repercusión de la noticia, que rebotó en las redes sociales y en los medios más importantes de alcance nacional, el fiscal continúa la investigación por los carriles formales. "Se investiga el grupo y todo lo que pueda surgir de la investigación, que pueda usarse como prueba. Actuar en una red social no da impunidad para que no se lo pueda investigar", se encargó de aclarar Carranza.

Hasta el momento no hay allanamientos ni medidas similares, pero desde la Justicia esperan reunir toda la información posible para tratar de dar con personas físicas y así ver cómo sigue adelante la causa.

"Queríamos tener la investigación con ciertos cuidados, con un bajo perfil, para que las personas puedan seguir interactuando. Los estábamos monitoreando porque la idea era llegar en algún momento a descubrir si había transacciones o encuentros entre algunas de las personas o usuarios que participaban del grupo. Y ver si se podía realizar alguna entrega controlada o algo similar", reveló el vocero.

En este momento, el fiscal y su grupo de colaboradores están analizando la mecánica de interacción utilizada por los usuarios dentro de este grupo de Facebook. Y son conscientes de que trabajar sobre el comercio ilegal de armas, en un momento sumamente delicado, en el que la violencia es un factor que azota la sociedad rosarina, llama mucho la atención y, lógicamente pone el foco de interés sobre esta causa.

Denuncias de sitios similares

La salida a la luz del grupo público de Facebook que realiza compras y ventas de armas en la ciudad tuvo un gran rebote mediático y también dio lugar para que algunos usuarios de las redes sociales denuncien la existencia de otros sitios de similares características. Uno de los apuntados fue “Manejes De Pilchas Fierros Y Todo En Rosario”, que ayer contaba con 113 miembros que actuaban dentro de esa estructura comunicacional virtual. Seguramente, con el correr de los días, se seguirán conociendo otros grupos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS