La ciudad

Exigen continuar con la investigación sobre el apagón del 30 de julio

Eso fue lo que le solicitó la Defensoría del Pueblo de Santa Fe al Ente Nacional de Electricidad (Enre).

Martes 02 de Octubre de 2018

La Defensoría del Pueblo de Santa Fe le solicitó al Ente Nacional de Electricidad (Enre) "continuar con la investigación iniciada tendiente a precisar las causas" y "deslindar eventuales responsabilidades" en relación al extenso apagón que sucedió el pasado 30 de julio, alrededor de las 20.30, y que afectó a toda la ciudad de Rosario y localidades del sur santafesino. La intención es determinar si corresponde "la aplicación de sanciones, en virtud del impacto que generó en toda la población afectada".

Este pedido se impulsó luego de analizar la información enviada por los diferentes organismos que intervienen en la prestación del servicio eléctrico en esta región.

Tras recibir las respuestas a los pedidos de informes enviados a la Empresa Provincial de la Energía (EPE), la empresa transportadora mayorista Transener, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista (Cammesa) y al Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre), la Defensoría del Pueblo destacó "la predisposición de los distintos organismos en brindar las respuestas a las consultas solicitadas, entendiendo a la misma como legítima representante de los derechos de todos los santafesinos", pero consideró que "los elementos en el expediente ponen de manifiesto la necesidad insoslayable de iniciarse un procedimiento tendiente a investigar las causales del apagón".

La Defensoría del Pueblo explicó en la resolución que "una cuestión que no suscita discusión, según lo informado por los distintos actores, es que la falla que causó el apagón se produjo por maniobras sobre interruptores operados por la empresa Transener S.A. en la estación Rosario Oeste, luego de realizadas tareas sobre un transformador de potencia, previa autorización de Cammesa, y luego de haberse puesto en conocimiento a la EPE".

También indicó que las tareas que derivaron en la interrupción se realizaron en un momento inusual, ya que se trató de un horario pico y en un día con condiciones climáticas que incrementaban el consumo eléctrico.

La Defensoría del Pueblo evaluó que "existen muchas cuestiones que se deben desentrañar a los fines de deslindar eventuales responsabilidades", ya que de la información recabada se desprende que existen elementos discordantes. Teniendo en cuenta que la falla se produjo en instalaciones operadas por la empresa transportista Transener S.A., cuya actividad está sujeta al control del Enre y se encuadra dentro del marco regulatorio vigente creado por ley nacional 24.065, es ese ente regulador quien tiene como función la de "hacer cumplir la presente ley, su reglamentación y disposiciones complementarias, controlando la prestación de los servicios y el cumplimiento de las obligaciones". Es por esto que la Defensoría del Pueblo le solicitó a ese organismo continuar con la investigación sobre los hechos sucedidos el 30 de julio, de manera de brindar información adecuada a los usuarios santafesinos, destacando la gravedad del episodio que afectó a millones de personas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario