Pandemia

Evalúan nuevos traslados al Centro de Aislamiento de la ex Rural

En una semana ya fueron derivadas allí siete personas. En los barrios asistieron con alimentos a 150 que deben permanecer aisladas.

Lunes 07 de Septiembre de 2020

Las autoridades sanitarias analizan sumar derivaciones al Centro de Aislamiento que se montó en el predio de la ex Rural de pacientes que están cursando la enfermedad por Covid-19 con cuadros leves y no pueden recluirse en sus hogares. El lugar, que hoy cumple una semana de funcionamiento, ya recibió siete personas que llegaron derivadas de los hospitales Carrasco y Eva Perón de Granadero Baigorria.

   Además, desde que comenzó la pandemia, el municipio asistió a más de 150 personas que cumplen el aislamiento en barrios vulnerables tras dar positivos y tener cuadros leves o asintomáticos o ser contactos estrechos pero que, producto de ese confinamiento, se han quedado sin sustento por la imposibilidad de concurrir a sus trabajos.

   Todos los casos fueron individualizados en el marco del Plan Detectar, que tiene por objetivo localizar pacientes asintomáticos u oligosintomáticos (pocos síntomas) para así poder aislarlos y bloquear la cadena de contagios.

   Según detalló el secretario de Desarrollo Humano y Hábitat del municipio, Nicolás Gianelloni, en cada uno de esos operativos participan operadores con la finalidad de brindar asistencia social a quienes no puedan enfrentar un confinamiento producto de la enfermedad.

   “Cuando una persona tiene el diagnóstico de Covid positivo y su cuadro clínico es asintomático o muy leve, lo que se hace es evaluar si están dadas las condiciones en su hogar para que pueda atravesar la enfermedad aislado allí. Los operadores ven si la vivienda tiene más de un ambiente y con quiénes convive, ya que si hay adultos mayores y no puede estar aislados de ellos, también se contempla la posibilidad de trasladarlos a centros de cuidado que se montaron en instalaciones de clubes y sindicatos”, explicó Gianelloni.

   Por su parte, el referente de Integración Comunitaria del municipio, Lucas Barberi, detalló que en los barrios en los que desembarca el Plan Detectar hay muchos problemas habitacionales y de hacinamiento que, en algunos casos, hacen muy difícil que un paciente pueda atravesar el aislamiento allí.

   “Hubo lugares donde era imposible que estuvieran aislados ya que había seis personas viviendo en dos cuartos, por lo que se determinó la derivación al Centro de Aislamiento”, precisó.

Cambio

Hasta la semana pasada, quienes cursaban la enfermedad con cuadros leves o asintomáticos pero no tenían las condiciones habitacionales para poder aislarse, eran internados en los hospitales. Esa estrategia cambió cuando fue necesario empezar a liberar camas de internación ante el aumento de casos de coronavirus.

   Así, esos pacientes comenzaron a ser trasladados la semana pasada al Centro de Aislamiento y desde hoy los equipos sanitarios evaluarán más traslados.

   “Se trata fundamentalmente de vecinos de barrios vulnerables que en su mayoría son changarines. Cuando pueden cumplir el aislamiento es sus casas, igual se quedan sin la posibilidad de trabajar y lo que estamos haciendo es asistirlos con módulos alimentarios”, precisó Barberi.

   El funcionario detalló además que en barrios como Los Pumitas, La Cariñosa o Nuevo Alberdi, a los módulos alimentarios se le suman productos de limpieza y lácteos.

   “La realidad de la pandemia en esos sectores de la ciudad es muy dura. El aislamiento es muy difícil de cumplir, por eso se refuerza la asistencia social y alimentaria”, destacó el funcionario.

   Además, en los barrios ya están preparados 14 centros de cuidado a los cuales se derivará a adultos mayores que sean contacto estrecho de caso confirmado y estén en seguimiento. Según se precisó, hasta este domingo a esos sitios aún no había sido derivado ningún adulto mayor.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS