La ciudad

Estudiantes de Rosario crearon un videojuego para atacar a los fondos buitre

Todos son estudiantes de Periodismo en la sede Rosario de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) y, desde ayer, no dejan de recibir llamados de la prensa.

Sábado 30 de Agosto de 2014

“Se supone, aunque no se ve, que quien tiene la escopeta es (la presidenta) Cristina (Fernández)”, dice Federico Canut. El joven, de 23 años, es uno de los tres creadores del videojuego “Juira buitres!”. Todos son estudiantes de Periodismo en la sede Rosario de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) y, desde ayer, no dejan de recibir llamados de la prensa, incluso la internacional tras haber desarrollado el divertimento en internet basado en la actual problemática con los llamados holdouts. La iniciativa consiste en disparar contra los buitres para que no toquen el dinero argentino.

El resto del grupo está conformado por Lucas Correa (21) y Nicolás Trabaina, de la misma edad. Todos los jóvenes son mencionados como rosarinos, aunque, en rigor, nacieron en la región. Federico es de Capitán Bermúdez; Lucas, de San Genaro; y Nicolás, de Arroyo Seco.

“Era la época del Mundial cuando los profesores Aníbal Torres y Marcelo de la Torre (de la materia Cibercultura) nos pidieron generar un juego de esta naturaleza. Pensamos en varias cuestiones coyunturales y ligadas a eso, como la mordida de (el delantero de la selección uruguaya Luis) Suárez, hasta que a Lucas se le ocurrió lo de los fondos buitre”, relata Federico al señalar también que se trató de un proyecto de “newsgame”, un juego ligado a la noticia.

La idea del proyecto ahora plasmado en una plataforma es impedir que las aves rapaces, que libera desde una jaula el juez estadounidense Thomas Griesa, toquen el dinero de la Casa Rosada representado en el fondo de la pantalla exactamente debajo del palacio de gobierno nacional. Los usuarios cuentan con un arma y una mira para disparar hacia los pájaros.

Las municiones se acaban y no hay que malgastarlas. De este modo, la puntería y la precisión son fundamentales para evitar que las aves toquen los fondos y se pierdan vidas.

“Si le disparás a Griesa, se ríe y no podés eliminarlo”, señala el joven como si fuera una ironía del destino argentino en la pelea económica que ya se instaló en el país y genera un amplio debate político. Más aún, no hay posibilidades de ganar en este divertimento, algo que para sus creadores también refiere a la compulsa que se presenta en la realidad.

Sobre la búsqueda del nombre, Federico expresa que se trató de hallar “algo más criollo” con “una palabra cercana a lo gauschesco o bien argentino”.

“Juira buitres!” fue desarrollado en Scratch, un lenguaje de programación visual que cuenta con una comunidad de usuarios. “La plataforma es gratuita y, si bien allí queda plasmado el juego originar, es posible hacerle modificaciones por parte de quienes puedan ingresar ahí”, relata Lucas.

El estudiante de la UAI, al igual que los demás generadores del proyecto ya incursiona en los medios mientras finaliza sus materias en la universidad y se prepara para elaborar la tesis que le permita obtener el título de licenciado en Periodismo.

Lucas realiza una pasantía en la página de internet de Canal 5, Nicolas trabaja en un diario y una radio de Arroyo Seco y Federico en el periódico Pregón de San Lorenzo. No obstante, todos ya empezaron a ser nombrados en los medios nacionales porque el juego que diseñaron cobró mucha notoriedad.

Sorpresa. “Lo más sorprendente que me pasó en el día es que me llamaran desde la sede Brasil de Bloomberg”, dice Lucas durante su diálogo con La Capital. Se refiere nada menos que la compañía estadounidense que ofrece software financiero, datos y noticias.

“Me preguntaron si ya tomó contacto con nosotros algún programador”, sostiene el joven en función del interés que despertó el videojuego.

De todas maneras, y mientras los llamados de los medios no paraban, los chicos remarcan que sólo hicieron “un trabajo para la facultad” al que definen “de idioma fácil y un tanto ochentoso”.

Los alumnos de la UAI buscaron alguna apariencia a los clásicos de Nintendo donde los disparos fuesen el meollo de la cuestión, pero econtraron una relación directa con una realidad tan presente en la Argentina como la atracción que los divertimentos en la web provocan en los más jóvenes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS