La ciudad

Estudiantes de Medicina harán las prácticas en un Hospital de Simulación

La facultad de la UNR se pone así a la vanguardia entre las casas de altos estudios públicas. El espacio tiene quirófanos y maniquíes.

Domingo 29 de Abril de 2018

Sobre la camilla espera un paciente, está tapado con una sábana, pero se puede ver claramente que se trata de un hombre joven que respira agitado. Sus signos vitales empiezan a disminuir y dar señales de alarma. Los médicos tienen que actuar con rapidez. La escena puede repetirse varias veces, adelantarse o volverse hacia atrás. Los estudiantes la siguen desde la pantalla gigante instalada en un auditorio y evalúan las decisiones que tomaron sus compañeros.

   Así funciona el Hospital de Simulación que, en quince días, inaugurará la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario. El nuevo espacio no sólo permitirá que los estudiantes de medicina o enfermería mejoren sus prácticas, sino también que esta experiencia sea más respetuosa de los derechos de los pacientes. Además, la casa de estudios se convertirá en la primera del país en contar con estas instalaciones para la capacitación de los alumnos.

   El flamante servicio se construyó en la antigua sala 8 del Hospital Centenario. Al fondo del pasillo, una puerta blanca abre el acceso a lo que bien podría describirse como un hospital dentro de otro hospital. Hay un hall enorme lleno de luz, un área de administración, un office de enfermería, una sala de partos, de neonatología, de pacientes quirúrgicos, unidades de cuidados intermedios y de cuidados críticos, una sala de cirugía con vestidor, sector de asepsia y quirófano propio.

   La recuperación edilicia de todo ese sector y el equipamiento de las aulas demandó una inversión de 5 millones de pesos, "dineros públicos que llegaron a la facultad a partir de 2013, cuando la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau) acreditó la carrera por seis años", destaca el decano de Ciencias Médicas, Ricardo Nidd, mientras recorre las distintas salas pobladas de camillas donde descansan los maniquíes de pacientes recién nacidos, niños y adultos listos para ser revisados.

   El médico remarca los beneficios que aportan las tecnologías de simulación en el entrenamiento de los estudiantes de la carrera que podrán ensayar Reanimación Cardio Pulmonar (RCP), colocación de sondas, suturas o punciones, entre otras técnicas. Y subraya que estas instalaciones ponen a la facultad pública rosarina a la vanguardia de las casas de estudio del país. "No hay ninguna que cuente con estos laboratorios de simulación en un hospital público", señala.

De recorrida

"Para ingresar a este sector hay que ponerse ropa estéril, pero hoy podemos hacer una excepción", señala Adriana Marcipar, profesora de inmunología de la facultad y guía de la recorrida por el Hospital de Simulación. Cada una de las salas plantea una escena diferente.

   En la sala de partos, la cadera de una mujer a punto de dar a luz permite realizar algunas maniobras de acomodamiento del feto y revisar algunas complicaciones que puede tener el parto, como una hemorragia. En neonatología, hay varias incubadoras, una con un bebé cianótico que necesita tratamiento. En ginecología, el maniquí de una mujer permite tomar muestras para hacer un papanicolau y, torsos intercambiables, permiten palpar distintos tumores.

   Algunos maniquíes pueden también respirar, toser, simular nauseas o un paro cardíaco. De esta manera, los alumnos pueden adquirir las competencias necesarias para la atención de pacientes o experimentar las técnicas estudiadas en los manuales.

Respetuosos del paciente

El ex decano de Ciencias Médicas, Carlos Crisci, está al frente del Hospital de Simulación. "Las prácticas que realizan los alumnos tienen como objetivo el desarrollo de sus habilidades en distintos procedimientos que deberán realizar en su futuro desempeño profesional", señala y destaca que el entorno permite situarlos en la escena de un hospital general.

   "Aquí pueden considerar el trato con los pacientes, ensayar distintas técnicas y perfeccionar su desempeño. Y realmente, la repercusión que ha tenido la propuesta entre los estudiantes es muy favorable", considera Crisci.

   Y remarca que "estas instalaciones permiten que practiquen y adquieran confianza, siendo respetuosos de cuestiones éticas relacionadas con la seguridad y los derechos de los pacientes".

   La simulación en educación médica se ha abierto camino en las principales academias. La facultad de Ciencias Médicas comenzó a utilizar la simulación como estrategia de aprendizaje desde el año 2011, con la incorporación de talleres de cirugía, ginecología, obstetricia, pediatría y semiología.

   El Hospital de Simulación permitirá ahora llevar esas experiencias a un nuevo escenario. Muy parecido al real, pero con mayor margen de error.

Una facultad en plena tarea de refacción integral

La semana pasada, pintores y albañiles daban los últimos retoques al flamante Hospital de Simulación. Sin embargo, la antigua sala 8 del Hospital Centenario no era el único sector en obras dentro de la Facultad de Ciencias Médicas.
Toda el ala derecha del primer piso de la casa de estudios está en refacción. Allí se habilitarán cinco aulas para la cátedra de Farmacología.
También se están recuperando las escaleras de mármol del hall de ingreso a la facultad, centenarias como el edificio de Santa Fe y Suipacha.
La Facultad de Ciencias Médicas es la más poblada de la Universidad Nacional de Rosario.
De acuerdo al boletín estadístico correspondiente al 2016, último disponible, las carreras de medicina, enfermería y fonoaudiología suman 14.584 alumnos.
Y cada año se incorporan unos 3 mil ingresantes a la facultad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario