La ciudad

Estudian sancionar a los dueños de boliches por ruidos fuera de sus locales

Es parte de la reforma que se está debatiendo en un plenario de comisiones. Los empresarios deberán controlar sonidos molestos y la higiene del entorno.

Viernes 05 de Octubre de 2018

El Concejo analiza penalizar a los dueños de bares y boliches por los conflictos que se generen en la puerta y cercanía de esos locales. La propuesta está dentro del borrador de reforma de la regulación de la noche que los ediles pretenden sancionar antes que finalice el año. Allí se plantea que los empresarios deberán suscribir un "acta compromiso de convivencia" donde se comprometan a implementar medidas tanto en el ingreso como el egreso para evitar disturbios.

   La idea que está estudiando el plenario de comisiones que tiene a su cargo la reforma de la ordenanza de nocturnidad se basó en datos oficiales que aportó el municipio.

   Según los registros de las secretarías de Gobierno y Control y Convivencia, la mayoría de los conflictos nocturnos y los reclamos de los vecinos se dan por situaciones registradas fuera de bares y boliches.

   "Las principales denuncias que recibe el municipio no son por música dentro de los locales, sino por ruidos molestos. Incluso muchas de las denuncias son provenientes de propiedades particulares", reveló la presidenta de la comisión de Gobierno, la concejala radical María Eugenia Schmuck.

   En diálogo con La Capital la edila de la UCR precisó que las quejas más frecuentes de los frentistas giran en torno a "los ruidos que se producen cuando la gente sale de los bares y boliches a fumar, cuando están por ingresar o cuando se van al cerrar las puertas".

   De acuerdo a los registros oficiales a los que accedió Schmuck hay denuncias también por problemas relacionados con la higiene en los entornos de algunos de estos locales nocturnos.

   En ese marco surgió la opción de exigir a los empresarios la suscripción de la denominada "acta compromiso de convivencia" donde se comprometan con la Intendencia a implementar medidas tanto en el ingreso como el egreso para evitar disturbios.

   En el borrador que están trabajando los ediles se plantea que "el acta aplicará principalmente a la limpieza de la vía pública, mantenimiento del orden en la vía pública, especialmente en horarios de ingreso y salida, y disuasión en la salida del establecimiento".

   Schmuck resaltó que este modelo que exige responsabilidad de los propietarios de bares y boliches en las afueras de sus locales "existe en muchas ciudades del mundo, por ejemplo en Barcelona y ha tenido resultados muy positivos".

   La iniciativa también establece que el Ejecutivo elaborará un manual de buenas prácticas, inclusión, convivencia y género que entregará a los titulares de los establecimientos como material disponible para la formación de su personal.

   Los ediles aún no definieron la sanción que podría caberle al empresario que incumpla el acta suscripta. Pero la voluntad de la mayoría de los bloques apunta a avanzar hacia una penalización similar a otras contravenciones ya vigentes dentro de la noche.

Cervecerías   

Otro elemento conflictivo que surgió en el debate de este asunto está referido a las cervecerías cuyas habilitaciones se han multiplicado exponencialmente en los últimos años.

   Ocurre que la mayoría de ellas tiene actividad, mesas, sillas y gente que consume fuera de los locales y genera ruidos que molestan a los vecinos. "El tema es que no se encuadran dentro de la nueva ordenanza de nocturnidad ya que están reguladas por la normativa de bares", aclaró Schmuck.

   De todas formas, los ediles admitieron que es un asunto que deberán abordar más adelante en diálogo con las áreas de contralor del Ejecutivo municipal.

   El texto que se viene debatiendo en el Palacio Vasallo establece que en caso de reiteración de denuncias por parte de vecinos referidas a conflictos con los locales nocturnos se habilita una instancia de mediación obligatoria.

   Esta instancia pone en suspenso el procedimiento administrativo previo a cualquier sanción para la solución pacífica de conflictos entre vecinos y titulares de rubros.

   El resultado positivo de la mediación dejará sin efecto cualquier acción iniciada en el Tribunal de Faltas. Y no serán pasibles de este mecanismo aquellas contravenciones constatadas por inspectores municipales.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario