PANDEMIA

Estrechan la vigilancia sanitaria sobre quienes llegan en colectivo a Rosario

Una resolución del municipio establece que las empresas de larga distancia deben consignar los datos de quienes arriban

Domingo 24 de Enero de 2021

Si algo está claro por estas horas en el escenario epidemiológico es que el virus se mueve con la gente. Esa certeza, las vacaciones, la habilitación del transporte de media y larga distancia y el registro de que más de la mitad de los pasajeros que pasan por las terminales de colectivos de Santa Fe y Rosario tienen uno o más síntomas compatibles con Covid-19, hicieron que la Municipalidad reajuste las medidas de control, rastreo y seguimiento de quienes entran a la ciudad. Ya sean residentes que regresan o visitantes, sus datos deberán ser proporcionados por las empresas de transporte para permitir un seguimiento epidemiológico ante un posible diagnóstico de coronavirus.

La medida fue definida este viernes con una resolución del secretario de Gobierno municipal, Gustavo Zignago, que indicó que “es una estrategia preventiva” en un momento “donde se requiere volver a ajustar los controles y contener el volumen de pasajeros que se está moviendo”.

Hace ya dos semanas el gabinete municipal volvió a funcionar con el formato de Comité de Gestión de Riesgos con el objetivo de retomar estrategias de cuidado definidas en los primeros 10 meses de pandemia.

“La primera medida fue la reapertura del centro de aislamiento del Hipódromo, y ésta última la veníamos analizando desde que se habilitó el transporte, y que presenta una complejidad importante por la cantidad de empresas que están operando”, señaló el funcionario.

Volver a la trazabilidad

Poder establecer los datos de los pasajeros y sus contactos estrechos ante la presencia de síntomas o diagnóstico de coronavirus sigue siendo para el municipio una de las claves. Por eso, la resolución establece que “todas las empresas de transporte de larga distancia de pasajeros y transporte de oferta libre que provengan de otras localidades y que ingresen pasajeros de cualquier destino a Rosario deberán remitir a los fines del seguimiento epidemiológico” los datos específicos de esos pasajeros.

En cada caso, las compañías deberán consignar el nombre, lugar de procedencia y domicilio de destino en la ciudad, correo electrónico y teléfono de contacto. Esa información deberá ser proporcionada a diario a través de los formularios disponibles en el sitio web oficial.

“Lo que hicimos es poner toda la estructura administrativa de la terminal a disposición de la autoridad sanitaria para llevar adelante las estrategias de detección, rastreo e identificación de personas”, detalló.

Si bien el funcionario indicó que es la Comisión Nacional de Regulación del Transporte la que realiza controles en la estación, señaló que en los casos sospechosos o con diagnóstico, esa información debe volcarse a salud y agregó: “Ese seguimiento estaba aceitado cuando el transporte era excepcional, pero con la dimensión y el volumen actual, requiere ajustarse”.

Los datos que alertan

Los datos que vienen alertando a las autoridades sanitarias de la provincia se desprenden de los casos sospechosos y con diagnóstico confirmado de coronavirus que se registran en personas que retornan de las vacaciones.

El dato que en las últimas horas apuntó el secretario de Turismo santafesino, Alejandro Grandinetti, es que el 60% de los pasajeros que se revisan en los controles en las terminales de ómnibus de Santa Fe y Rosario presentan uno o más síntomas compatibles con Covid-19, tanto en residentes de la provincia como en pasajeros en tránsito.

A esa información y refiriéndose a Rosario, el secretario de Gobierno sumó que “esta semana lo que se vio en el regreso de las vacaciones fueron cuadros sospechosos o confirmados en grupos familiares, sobre todo en jóvenes y adolescentes”, y agregó que en muchos casos esos jóvenes “viajaban de regreso con adultos mayores de sus familias que también resultaron contagiados”.

“El virus se mueve con la gente, la gente se mueve y se mueve el virus. Esta situación sumada al escenario que ya habían dejado las fiestas de Navidad y Año Nuevo, explican el momento epidemiológico que venimos atravesando, que no sabemos si es una segunda ola, si parará acá o va a seguir creciendo”, sumó Zignago.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS