La ciudad

"Estos funcionarios estuvieron también en el caso de La Rosa, del Palacio Berlusconi, de Esperanto"

El diputado provincial por el PPS Oscar Urruty, criticó a funcionarios municipales por el funcionamiento sin habilitación de la bailanta Poker, que cerró este fin de semana en la sede de Central Córdoba.

Miércoles 09 de Abril de 2014

El diputado provincial por el partido del Progreso Social (PPS) Oscar Urruty, se refirió hoy a la polémica generada tras el cierre de la bailanta Poker, que funcionaba en la sede del Club Atlético Central Córdoba, en San Martín al 3200, y que sumó actas por tergiversación de rubro, ruidos molestos y denuncias por venta de droga. Hace un año, el entonces director de Inspección se opuso a que siguiera funcionando y se lo advirtió a su superior, Luis Baita, pese a lo cual el local siguió trabajando. 

"La hipótesis estaba de que había habido alguna connivencia de quienes regenteaban esta bailanta con sectores policiales y también sin duda de aquellos que tenían que llevar adelante controles por parte del municipio", dijo en contacto telefónico con La Ocho. "Por una cuestión de competencia estamos trabajando en todo lo que tiene que ver con la relación que han tenido las fuerzas de seguridad, como la posibilidad de que en este lugar, tal como denunciaron reiteradamente  los vecinos, se llevaba adelante al venta de estupefacientes. Y que funcionarios municipales no habían actuado dejando que esto siguiera funcionando en coordinación con las fuerzas de seguridad que se mantenían pasivas respecto a las denuncias", advirtió el legislador.

"Rosario nos deja otros ejemplos donde estos funcionarios han estado también, el caso de La Rosa, del Palacio Berlusconi, del potencial desastre que hubiese sido para Rosario la apertura de Esperanto. Donde estos funcionarios de los que hablamos, Asegurado y Baita son parte central de las responsabilidades de lo que pasó en la ciudad. No estamos ante un caso nuevo, es parte de lo que la ciudad tiene que revisar. Me dicen que Baita esta reciclado y sigue cobrando un sueldo de la Municipalidad de Rosario en el área de Salud, que no se que aptitud tiene para seguir estando ahí", se preguntó.
"Si no tomamos en conjunto una actitud mucho más seria y responsable en esto no me cabe duda que ha habido connivencia entre los que tenían que hacer controles del poder político, las fuerzas e seguridad y quienes regenteaban este boliche que no se sabe a ciencia cierta quienes son", reclamó el ladero de Héctor Cavallero.

"Algunos vecinos que estaban por afuera y molestos por el funcionamiento del local hacían referencia a lo que había visto a manera de comentario, y otros que participaban de la actividad han referido claramente que la venta de estupefacientes se llevaba adelante. Por esto estamos aprobando en la Cámara de Diputados un proyecto para saber cuál fue la actitud y qué medidas llevó adelante, tanto la comisaría que corresponde al área, como las demás fuerzas especiales que tendrían que haber actuado en esto", concluyó el legislador del PPS.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario