La ciudad

Estatales en alerta ante una posible quita de la cláusula gatillo

Amsafé, UPCN, UDA y ATE encendieron el alerta tras las declaraciones del gobernador Lifschitz de rediseñar la pauta salarial hasta diciembre.

Sábado 24 de Agosto de 2019

Los gremios estatales se pusieron en alerta ante las declaraciones del gobernador Miguel Lifschitz en relación a la continuidad de la cláusula gatillo y la forma de seguir aplicándola. "Una situación de estas características nos obliga a repensar y rediseñar", había dicho el mandatario provincial en relación a una nueva poda de recursos que Nación efectuó tras el 11 de agosto (elecciones Paso) y que implican una caída de unos 4 mil millones de pesos en la recaudación provincial. En este escenario, tanto los docentes como los agentes del Estado provincial recordaron que insistirán en hacer cumplir la actualización salarial en función de la inflación y no de los recursos santafesinos.

"No teníamos previsto suspender la cláusula gatillo. Hace una semana la había ratificado. Es parte de lo que habíamos conversado con los gremios. De todas maneras, tenemos organizada desde febrero una reunión paritaria que se hará antes de fin de mes", había indicado Lifschitz.

La idea de conversar y analizar con los gremios el nuevo escenario que se le presentó al gobernador con las medidas del gobierno nacional puso a los gremios en estado de alerta.

"La cláusula gatillo tiene que seguir tal cual como se firmó a comienzos de año, hasta diciembre. Apelamos a que el gobierno provincial se haga responsable de conducir a la provincia hasta el fin de su mandato", aclaró el secretario gremial de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) Roque Jaimes.

"Tenemos un acuerdo anual, más allá de las declaraciones del gobernador", recordó el miembro de la comisión directiva de UPCN, Jorge Mosca.

"Se está tomando la cláusula como una gran conquista que nos colocaría en una situación de privilegio, pero es una defensa para no perder poder adquistivo.", destacó el titular de ATE Santa Fe, Jorge Hoffman.

Por su parte, Sergio Romero, de la Unión Docentes Argentinos (UDA), señaló: "Nuestra entidad sindical se encuentra en estado de sesión permanente y presta a iniciar medidas de fuerza si se toca la cláusula gatillo".

El cambio drástico de escenario fue puesto de manifiesto por Lifschitz. "De un día para otro perdemos alrededor de 4 mil millones de pesos por cambios en los pisos del impuesto a las ganancias. Ese cambio solamente produce a Santa Fe una caída en cuatro meses de 2.500 millones de pesos. A eso hay que sumarle las otras medidas. Esto nos pone en una situación de mucha dificultad", había subrayado el gobernador.

Y si bien aún no hay fecha de encuentro para dialogar en torno a la paritaria y en particular a los nuevos ajustes salariales, los gremios adelantaron posición.

"Invitamos al gobierno provincial a que no sólo cumpla el acuerdo sobre la aplicación de la cláusula, sino que con el desfasaje que habrá con las nuevas pautas inflacionarias adhiera a otorgar un bono para compensar esta brecha, que puede ser similar a lo que definió Nación, de 5 mil pesos por agente", se explayó Jaimes de Amsafé.

Este bono extraordinario, similar al que la administración de Mauricio Macri tiene previsto otorgar a estatales, funcionaría para amortiguar el índice que arroje septiembre.

"Más allá de las cuestiones que alteran el escenario económico, la clásula no está influenciada por la recaudación y justamente fue una de las razones para arribar un acuerdo. No podemos ver menguado el poder adquisitivo en el marco de un poder real del salario; por eso llegamos a ajustar por inflación", insistió Mosca.

Hoffman hizo un repaso de las disputas salariales anteriores a la última poda de recursos. "Cayó la recaudación por la recesión, se eliminó el Fondo Sojero, aumentaron las tarifas. Si hubiésemos retrocedido en todas estas coyunturas no tendríamos política salarial y no me imagino que tengamos que reveerla con un espíritu regresivo", cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario