La ciudad

Esta temporada navegarán por el río unas 22 mil embarcaciones

A ritmo sostenido. Así crece el parque náutico rosarino. Según estimaciones del titular de Prefectura Naval Rosario, Miguel Bartorelli...

Lunes 31 de Diciembre de 2007

A ritmo sostenido. Así crece el parque náutico rosarino. Según estimaciones del titular de Prefectura Naval Rosario, Miguel Bartorelli, "el incremento de embarcaciones, en estos 12 meses, fue de un 10 por ciento". La punta la llevan los botes a remo —ya sean piraguas, kayaks, canoas o tablas de windsurf— que, entre el verano pasado y este que comienza, sumaron unas mil unidades. El otorgamiento de carnés de tripulantes también viene creciendo, sólo en el 2007 se otorgaron 450 nuevos permisos.

  En total, este verano cruzarán el Paraná unas 22 mil embarcaciones y para garantizar el cumplimiento de normas de seguridad, Prefectura ya montó el operativo Río y Sol, con un centenar de hombres abocados al control.

  "Lo que ha marcado una característica notable para este 2008 será el gran número de pequeñas embarcaciones. Este fenómeno se explica por el acceso económico de un medio de transporte que no significa afrontar el mantenimiento de una guardería náutica, combustible y otros gastos adicionales que hacen del acceso al río una situación más costosa", comentó Bartorelli.

  En la cifra de 22 mil embarcaciones se incluyen unas 8 mil inscriptas en el registro jurisdiccional las que no pasan de una tonelada y media o dos y que pueden ser lanchas o semirrígidos y otras 5 mil en el registro especial de yates de mayor tonelaje.

  Las 9 mil restantes son las de menor porte entre las que se alistan kayaks, canoas, piraguas y tablas de surf.

  Durante el verano de 2006, el parque náutico rosarino no pasaba de 18 mil unidades.

  Este 10 por ciento de incremento interanual se explica casi exclusivamente por el boom de las embarcaciones a remo en comparación con diciembre del año pasado.

  Acompañando esta suba, "cada año se van incrementando los recursos humanos y materiales de la Prefectura —explicó Bartorelli—. Para este operativo Río y Sol (que se extenderá hasta mediados de marzo) afectamos cuatro guardacostas, dos motos de agua, embarcaciones menores y unos 100 hombres para tareas preventivas, como exigir la documentación habilitante o comprobar que las embarcaciones estén censadas y los tripulantes tengan chalecos salvavidas y bengalas".

  Además, Prefectura posee un sistema de monitoreo para buques que también sirve para el tráfico del parque náutico local. La central opera en el destacamento de Belgrano 321 y cuenta con dos cámaras, una ubicada en el puente Rosario-Victoria y otra en la terminal portuaria local. "Este sistema nos permite un panorama visual desde la zona de mayor tránsito en el norte hasta los bancos de arena ubicados a la altura de la Estación Fluvial", detalló el prefecto principal.

  Además de exigir el cumplimiento de las normas los integrantes del operativo fluvial asisten a las embarcaciones ante una emergencia, varaduras o contingencias climáticas. Ante emergencias náuticas existe el teléfono gratuito 106 o por radio a la frecuencia "lima 6 india prefectura rosario".

  Los conductores habilitados en la sede local de Prefectura suman 12 mil. A ellos habría que agregar quienes realizaron sus trámites en otras jurisdicciones —como Arroyo Seco o San Lorenzo— y sin embargo tienen amarradas sus embarcaciones en Rosario o al menos navegan en las inmediaciones de sus costas.

  Para graficar cómo crece el otorgamiento de los carnés, una potestad que se reserva Prefectura aunque los cursos y exámenes se tomen en clubes privados previamente autorizados, basta comparar el hecho de que durante el 2005 se tramitaron unos 200 nuevos mientras que en el 2006 ese número fue de 340 y para este 2007 la cifra ronda los 450.

  Sin embargo, que haya tantas altas no significa que todas esas embarcaciones se vuelquen conjuntamente al río Paraná. Los especialistas del río afirman que durante un fin de semana, no más de un 15 por ciento de la flota se encuentra navegando. El resto duerme en clubes y guarderías.   

  La gente se vuelca al río verano tras verano. Y por lo que afirma Prefectura los navegantes van tomando creciente conciencia sobre las medidas de seguridad. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario