La ciudad

Esperas de casi una hora para pasajeros de la ex Las Delicias

El transporte urbano de pasajeros de Rosario ahonda sus falencias: un relevamiento de frecuencias de siete líneas de colectivos que pertenecían a la empresa Las Delicias, cuya concesión fue caducada en enero pasado y absorbida en forma precaria por las municipales Semtur y Mixta,

Miércoles 08 de Abril de 2009

El transporte urbano de pasajeros de Rosario ahonda sus falencias: un relevamiento de frecuencias de siete líneas de colectivos que pertenecían a la empresa Las Delicias, cuya concesión fue caducada en enero pasado y absorbida en forma precaria por las municipales Semtur y Mixta, reflejó varios déficit en su funcionamiento, entre ellos demoras de hasta casi una hora para los usuarios del servicio.

El lunes 30 y martes 31 de marzo pasados, de 10 a 12 y de 15 a 17, el concejal Osvaldo Miatello (Frente para la Victoria-PJ) y su equipo supervisaron las frecuencias de las líneas 134, 135, 136, 137, 138, 139 y 140.

La premisa fue comparar los horarios en que cada ómnibus debía pasar por una esquina determinada, según los datos suministrados por el Ente del Transporte de Rosario (ETR) en su página web, y contrastarlos con la realidad.

Bajo la lupa. La mira se posó sobre Paraguay y Catamarca, Alvear y San Lorenzo y Mitre y San Luis, esquinas en las que confluyen las siete líneas.

Acerca de la línea 134, en general hubo un buen funcionamiento matinal. Pero, por las tardes, si bien la diferencia entre lo establecido y lo verificado en general fue de 1 a 5 minutos, existieron algunos casos de demoras cercanas a los 10.

Esto hizo que los pasajeros esperaran al colectivo más de los 14 minutos promedio establecidos para la tarde, llegando, en algunos casos, a esperas de entre 23 y 27.

La línea 135, en tanto, reflejó durante las mañanas diferencias de hasta 22 minutos entre el horario fijado y el real.

Esto provocó esperas de hasta 25 minutos entre un ómnibus y otro, en algún caso. Por las tardes, si bien mejoró la frecuencia, también existieron demoras que llegaron a 23.

Respecto de la línea 136, la situación empeoró: por la mañana no sólo se registraron divergencias entre el horario estipulado y el real sino que, en varios casos, los colectivos ni siquiera pasaron (esperas de hasta casi media hora).

Por la tarde, el panorama en esa línea se agravó y las demoras, en algunos casos, alcanzaron los 37 minutos.

La línea 137, si bien durante la mañana funcionó mejor que la 136, registró un caso en que no pasó el colectivo. A la tarde el servicio empeoró: a las nuevas demoras registradas se agregó la ausencia de unidades (esperas de hasta 46 minutos).

La línea 138 tampoco cumplió con las frecuencias matinales y tuvo un par de colectivos ausentes, generando largas esperas. Lo mismo ocurrió de tarde.

Es más: de las ocho pasadas previstas para el martes a la tarde en las dos horas del control, sólo se realizaron cinco, generando demoras de hasta 55 minutos.

Todo sigue igual. A su turno, la línea 139 registró el mismo comportamiento de las anteriores. Por la mañana algunos ómnibus no pasaron, forzando esperas de hasta 28 minutos, y a la tarde las demoras (por idéntico motivo) superaron la media hora.

La línea 140 mostró un comportamiento matinal disímil. El lunes, en general, hubo correspondencia entre horarios estipulados y verificados. Pero el martes, de las 16 pasadas por el punto de control previstas, sólo se registraron 11.

Durante las tardes, su comportamiento fue similar a los casos anteriores: varios colectivos no cumplieron con el horario establecido o ni siquiera pasaron.

El trabajo ya fue remitido al ETR para su evaluación y la adopción de las medidas que correspondan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS