La ciudad

Escrache frente al boliche del empresario rosarino denunciado por abuso sexual

La actividad fue promovida por una de las víctimas para visibilizar las situaciones de abuso que ocurrieron en el lugar. La joven presentó la denuncia en la Fiscalía contra uno de los titulares de La Casa de Cristal.

Martes 05 de Junio de 2018

"No nos callamos más", fue la leyenda desplegada hoy frente a La Casa de Cristal, en Pellegini 1159, como modo de visibilizar la denuncia por abuso sexual contra uno de los titulares del boliche presentada en la Fiscalía por una extrabajadora del negocio.
Sin pintadas, ni intervenciones en la fachada, la protesta fue pacífica, con carteles, pasacalles y afiches que denuncian la violencia contra las mujeres y animan a otras a contar situaciones de vulnerabilidad. El objetivo fue acompañar a estas mujeres y mostrar estos hechos que muchas veces el miedo frena pero que cada vez más salen a la luz.


El escrache fue promovido por las propias víctimas que entienden que la Justicia es a veces un poco lenta o no les cree o no hace lo que esperan que haga, que es penalizar a estas personas. "Buscamos que no duerman tranquilos al menos una noche y sepan que los estamos señalando. Estamos acá por ellas y por nosotras", dijo a La Capital la concejala Celeste Lepratti, una de las que impulsoras del reclamo realizado hoy.
cristal1.PNG

"Se trata de una visibilización de muchas situaciones que fuimos conociendo ocurridas en este lugar, que muchos pudimos saber primero de manera anónima a través de las redes, y que luego se formalizó en una denuncia penal en la Justicia sobre distintas formas de abuso y acoso laboral y sexual", contó Lepratti, edil del Frente Social y Popular.
"Hablamos de una denunciante y de otros testimonios de personas que han podido relatar situaciones de abuso pero que no han formalizado aún la denuncia", añadió la concejal, quien contó que desde el Concejo Municipal han encontrado otras irregularidades en el local, por las que ya se solicitó su cierre preventivo.
Consultada acerca de si la víctima fue drogada, la concejala evitó dar detalles de la causa pero afirmó que el tenor de la denuncia es "gravísimo".
De modo más explícito, Sabrina Otto, integrante de un grupo feminista que acompaña a la víctima, desestimó la respuesta de la empresa que a través de un cartel en el local y una placa en Facebook anunció que el sospechado Federico B. ha sido desvinculado del negocio.
"Desde abril que conocen la denuncia, los otros dos dueños Andrés C. y Mauro B. son cómplices, porque callaron, se lavaron las manos, y ahora se hacen los desentendidos", agregó.

cristal3.PNG

"Conocimos el testimonio a través de Facebook y luego nos contactamos. Lo que ella nos manifiesta es que fue engañada por una amiga y por el dueño del local, fue drogada, vulnerada y luego llevada a un departamento donde fue violada. Ella tenía 19 años y esto fue hace tres años", afirmó para asegurar que hay más casos similares "en el mismo sentido".
Esta mañana el local fue custodiado por tres policías. Fueron solicitados por el dueño del inmueble que había manifestado temor ante la posibilidad de que las manifestantes causaran daños en la fachada. Lo cierto es que en la manifestación nadie siquiera levantó la voz.
Por eso, llamó la atención que uno de los efectivos policiales le pidiera a Lepratti que se identificara por supuestos disturbios que lejos estuvieron de existir.
La actividad finalizó con una foto del grupo, más carteles donde se expresaban los reclamos y con el pedido de que estas situaciones no se repitan. "Estamos acá porque no queremos que esto siga pasando, ya no nos callamos", finalizó Lepratti.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});