La ciudad

Escándalo: armaron una fiesta de despedida en Pami II a metros de terapia intensiva

La fiesta para el hombre, que cumplía 37 años de servicios, se llevó a cabo en el pasillo que conecta Terapia Intensiva y la Unidad Coronaria. Le iniciaron sumario administratrivos a los involucrados

Lunes 01 de Julio de 2019

La despedida a un trabajador del Policlínico Pami II, que se jubilaba luego de 37 años de servicio, terminó con un escándalo de proporciones, debido a que la celebración se llevó a cabo dentro del efector, en el pasillo que conecta la zona de Terapia Intensiva y la Unidad Coronaria, a pocos pasos de pacientes que están afrontando problemas severos de salud.

Ese acto totalmente fuera de lugar, provocó que las autoridades nacionales del Pami determinaron el inicio de sumarios administrativos para aquellos que participaron de esta celebración. Los asistentes pudieron ser identificados por que la mayoría subió imágenes y videos a las redes sociales, que luego del escándalo se encargaron de borrar de sus respectivas cuentas personales.

El hecho ocurrió el viernes por la mañana, cuando empleados del Policlínico Pami II le armaron una fiesta sorpresa a Rubén, un camillero muy respetado y querido por sus compañeros que tomó la decisión de jubilarse después de 37 años de servicio. Para la despedida se les ocurrió armar una larga mesa, en un pasillo que conecta zonas de cuidados críticos unidad coronaria. Y en el informe televisivo de El Tres se podían advertir los monitores de supervisión en esa zona del centro de salud.

pamiII.jpg
Los mensajes de cariño para Rubén, el camillero al que le organizaron la despedida sorpresa en el nosocomio. (Foto: captura de TV)
Los mensajes de cariño para Rubén, el camillero al que le organizaron la despedida sorpresa en el nosocomio. (Foto: captura de TV)

Tras la toma de conocimiento por parte de las autoridades nacionales de Pami, rápidamente se iniciaron sumarios administrativos a todos los que estuvieron presentes en esa fiesta sorpresa que finalizó con un gran escándalo.

Cada uno llevó algo a la canasta y así se llenó el tablón improvisado con facturas, dulces, gaseosas. Y en las paredes del pasillo colgaron carteles con mensajes de cariño que celebraba la decisión del trabajador. Hubo muchos abrazos, charlas y también cánticos, a escasos metros de pacientes en camilla.

Imágenes y videos

Todo eso quedó expuesto a través de imágenes y videos que subieron los que participaron de la despedida a las redes sociales, sobre todo a través de Facebook. Y eso quedó claramente evidenciado en el informe De 12 a 14 (El Tres). Esa inmediata repercusión mediática derivó en un gran escándalo, que terminó en los escritorios

de Buenos Aires, que pusieron el Policlínico rosarino ubicado en barrio Arroyito bajo la lupa.

Todo eso sucedió ante la ausencia del director de la entidad, Marcelo Masciotta, quien se encuentra de vacaciones.

Y más allá de la buena intención de los compañeros del camillero, lo cierto es que ese festejo sorpresa se

desarrolló en el pasillo que conecta la sala de cuidados intensivos y la unidad de unidad coronaria. Y en el informe televisivo de El Tres se podían advertir los monitores de supevisión en esa zona del centro de salud.

Tras la toma de conocimiento por parte de las autoridades nacionales de Pami, rápidamente se iniciaron sumarios administrativos a todos los que estuvieron presentes en esa fiesta sorpresa que finalizó con un gran escándalo.

Más allá de que algunos de los empleados involucrados borraron las imágenes que habían subido a sus cuentas personales en las redes sociales, ya se habían tomado capturas y separado grabaciones previamente para poder utilizarlas como prueba de este suceso.

En contacto con La Capital, fuentes relacionadas a las autoridades nacionales de Pami, admitieron la toma de conocimiento del hecho y ratificaron que “se están llevando adelantes los sumarios administrativos correspondientes” para determinar las responsabilidades y las posibles sanciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario