La ciudad

"Es positivo que el policía busque al vecino, que no está acostumbrado a que eso pase"

Juan Manuel Neffen, director provincial de Proximidad Policial, se mostró optimista con la etapa final de la policía comunitaria en barrios conflictivos de la zona sur de Rosario.

Lunes 21 de Abril de 2014

Juan Manuel Neffen, director provincial de Proximidad Policial, se refirió hoy con optimismo a la implementación de la etapa final de la tarea de la policía comunitaria en barrios conflictivos de la zona sur de Rosario.

"Estamos terminando la etapa de flexibilización que nos permite tener una información de calidad para ir elaborando la coordinación de las tareas de la policía comunitaria y de que manera acompañaría Gendarmería sobre todo en situaciones de crisis. El trabajo que realizar la policía comunitaria tiene por objeto apostar a la prevención, a la seguridad ciudadana y en ese sentido pretendemos que en esos barrios que presentan altos índices de delitos Gendarmería pueda acompañar. Sobre todo en los corredores y algún tipo de intervención, pero el espacio público en los microbarrios, como los llamamos, va a ser ocupado por la policía comunitaria", detalló el funcionario.

"En ese caso concreto estamos finalizando con  todo un trabajo de conocer cada una de las realidades, no solamente de los vecinos en sus hogares sino también de las instituciones, actores públicos y privados que nos permiten hacer un trabajo de coordinación mayor para la segunda etapa. Esto es la implementación  definitiva y que estamos esperando que terminen las construcciones en tres espacios modulares que van a ser la casa del policía comunitario. Allí se van a poder reunir los policías comunitarios con los vecinos para pensar los conflictos en el mismo barrio y hacer un trabajo sistematizado anual con encuentros trimestrales de evaluación que nos permitan ir midiendo y generar políticas de monitoreo y control", evaluó en su contacto con La Ocho el responsable del área dentro del gobierno provincial.

"De todas maneras la policía comunitaria tiene como principal objetivo ser un medio para potenciar los trabajos y las acciones sociales del plan barrial integral que anunció el gobernador en diciembre. Este tiene la fuerte apuesta de sumar acciones sociales de los ministerios a través del gabinete social y la policía comunitaria ocuparía ese espacio público a efectos de que estos planes tengan el impacto  pensado", se esperanzó Neffen.

El director provincial aclaró que "hay algunas situaciones en barrios como las Flores que han cambiado las modalidades delictuales de lo que era un barrio que tenía cierto liderazgo construido a través de la narco criminalidad y ahora empiezan a tener delitos de calle como robos. Esto es una oportunidad para que la provincia a través de, no sólo la policía comunitaria sino de, todas sus acciones pueda trabaja y redefinir el tipo de convivencia en este lugar para tener una situación mejorada".

"Estamos trabando para que no pasen más de unos días según las conversaciones con la empresa que la está construyendo, es inminente, calculamos que no va ser más de una o dos semanas", dijo sobre el edificio que usará la policía comunitaria.

"Estamos con una primer tarea de no más de un mes pero si tenemos expresiones de los residente de Las Flores Este, La Granada y 17 de agosto que coinciden con lo que pasó en barrio Barranquitas de Santa Fe. Hay un efecto inmediato de un tipo de relación distinta con un policía comunitario que está capacitado para prevención diálogo y también en estrategias de seguridad pública. Esta situación de proactividad en la cual el policía busca al vecino tiene un impacto positivo ya que no están acostumbrados a que les de un contacto tan directo como el número de celular, con contacto tan directo, una cara tan visible. Con la tarjeta con la foto, el mail, sin duda esto genera mayor proactividad que es uno de los planteos principales de la comunidad en estos temas", analizó sobre las ventajas de la tarea planteada en una zona caliente.

"Hay un  trabajo conjunto con resultados muy positivos. Estuvimos trabajando en este mismo barrios con Gendarmería con control de vehículos, secuestro de armas, algo muy positivo", evaluó pero advirtió que aún "no sería un momento para evaluar la baja de los delitos", concluyó.   

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario