La ciudad

Entre la expectativa y el rechazo, hoy debutan los carriles exclusivos

A partir de las 8 arranca el nuevo sistema en 46 cuadras de Rosario. Tras largos tires y aflojes, comienzan en las calles Maipú, Laprida, Santa Fe y San Lorenzo. Algunos comerciantes y vecinos afectados se reunirán en Maipú y Santa Fe para llevar un petitorio a Fein.

Lunes 13 de Febrero de 2012

Los carriles exclusivos debutarán finalmente hoy, a partir de las 8, en 46 cuadras de la ciudad. El clima social del estreno no es el mejor, pero al menos su lanzamiento parece haber sorteado las amenazas de piquetes
proferidas la semana pasada por comerciantes y vecinos directamente afectados por la medida. En lugar de los cortes, una asamblea de rosarinos que se sienten damnificados consensuó este fin de semana elevar
un petitorio a la intendenta Mónica Fein, para lo cual confluirán, también a las 8, en la esquina clave de Maipú y Santa Fe. Paralelamente, un fuerte operativo especial velará por el arranque sin contratiempos del sistema (ver aparte), con la promesa de apuntar básicamente a educar e informar a los conductores sobre el cambio de tránsito más radical que tuvo la ciudad en los últimos años.

Las críticas, quejas y reticencias que expresaron frentistas y comerciantes de las cuadras en que hoy quedará inaugurada esta primera etapa de la medida (Laprida, de San Lorenzo a Pellegrini, Maipú, de Pellegrini a Santa Fe, San Lorenzo, de Moreno a Laprida, y Santa Fe, de Maipú a Oroño) no lograron frenarla ni postergarla. De hecho, el tira y afloje que durante la semana pasada rozó el enfrentamiento entre vecinos y funcionarios alcanzó sólo para que desde la Intendencia se prometiera buscar soluciones a inconvenientes puntuales, pero no para lograr una suspensión.

La postergación era justamente lo que pedían desde la Federación Rosarina de Paseos Comerciales (con 600 firmas de respaldo), reclamo tomado por el edil radical Jorge Boasso, quien de hecho llegó a proponerlo
formalmente ante el Concejo. Pero ayer el secretario de Servicios Públicos municipal, Pablo Seghezzo, defendió la posición del Ejecutivo. “Creo que con los vecinos se entró en una etapa de mayor diálogo y consenso,
porque si piden soluciones a determinadas problemáticas las vamos a buscar juntos, pero la suspensión no”, advirtió.

Y esa parece haber sido, aunque a regañadientes, la opción final a que recurrieron sobre todo los comerciantes directamente afectados por la medida. Demanda. “Vamos a presentar un petitorio a Fein pidiendo que se determine un plazo para evaluar el funcionamiento de los carriles, porque seguimos convencidos de que habría otras alternativas con mucho menor perjuicio”, explicó Ana Antolini, una de las comerciantes que más se opuso a la implementación de la medida.

Esas alternativas apuntan esencialmente “a que si se cumplieran otras ordenanzas vigentes” serían “absolutamente innecesarios” los carriles, afirmó. Por ejemplo, si se sancionaran la carga y descarga de mercadería
fuera de horario (“es muy claro que en pleno centro hay camiones a las 10, a las 11, a las 12...”, graficó), así como el estacionamiento o la detención de vehículos particulares en doble fila o sobre la parada de taxis y
colectivos.

Con esos argumentos, los opositores al nuevo sistema se reunirán en Maipú y Santa Fe a la hora de largada y se acercarán al Palacio de los Leones para elevar su pedido.

Consenso. “Logramos unificar el criterio de mantenernos en asamblea permanente para ir evaluando cómo funciona la medida y avanzar lo más posible por vía administrativa”, afirmó el vocero de la Federación Rosarina de Paseos Comerciales, Fabio Acosta. Según el dirigente, primó la postura de “no molestar a los vecinos con cortes ni piquetes” y “buscar soluciones puntuales a problemas puntuales”. Por ejemplo, “para que se amplíen los horarios y espacios de descarga de mercadería en calles perpendiculares” o “se permita construir dársenas en ciertos ingresos, como el de la obra social de los confiteros, por Maipú”, graficó el dirigente.
Su planteo es que, además de reclamar modificaciones al Ejecutivo, también se le pidan al Concejo, finalmente el órgano de gobierno que autorizó el sistema.

La excepción. De las 46 cuadras con carriles exclusivos hay sólo una, Santa Fe entre Maipú y San Martín, que no posee señalización horizontal. El argumento es que esos 100 metros tienen demasiadas excepciones: muchas cocheras, colectivos que al doblar desde Maipú invaden el otro carril y giro a la derecha permitido para los vehículos particulares en San Martín.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario