La ciudad

Entre idas y vueltas y un futuro incierto

En septiembre del año pasado, el salón Carrasco de la Municipalidad fue el escenario de un anuncio que marcaría la gestión de la intendenta Mónica Fein.

Martes 08 de Mayo de 2018

En septiembre del año pasado, el salón Carrasco de la Municipalidad fue el escenario de un anuncio que marcaría la gestión de la intendenta Mónica Fein. La máxima autoridad del Ejecutivo revelaba que las estatales Mixta y Semtur (fusionadas en Movi), la firma mendocina El Cacique y la actual concesionaria Rosario Bus, respectivamente, se quedaban con el nuevo sistema de transporte.

Los anuncios tuvieron algunas estimaciones en su adjudicación que quedaron en el pasado. Primero se anunció la puesta en marcha en enero para garantizar una transición ordenada en temporada "baja" del transporte, pero ahora el comienzo del nuevo sistema es una incógnita.

El compromiso de los adjudicatarios será desembolsar sumas varias veces millonarias para poner a rodar 800 unidades cero kilómetro con piso bajo, rampas retráctiles, aire acondicionado, espacio para sillas de ruedas o coches de bebés, caja de velocidad automática, motor trasero y cumplir como mínimo con el estándar de emisiones Euro III.

En su interior se prevé que los colectivo tengan pantallas Led con información dinámica y audios que anunciarán las paradas más relevantes y combinaciones posibles, entre otros avances. Un futuro que recicla del pasado el sueño socialista de poner en marcha un sistema con líneas troncales, barriales, de enlaces y trasbordos.

Mientras tanto, en agosto expira la prórroga de tres años concedida a Rosario Bus para seguir explotando el actual servicio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario