La ciudad

Entre el 60 y el 80 por ciento de las camas de terapia en hospitales están ocupadas

Es por cirugías que quedaron pendientes, accidentes de tránsito y hechos de violencia. Salud municipal no teme el colapso.

Miércoles 01 de Julio de 2020

En los hospitales públicos rosarinos entre el 60 y el 80 por ciento de las camas de terapia intensiva están ocupadas por pacientes víctimas de traumas (especialmente accidentes de tránsito), hechos de violencia y cirugías, tanto las urgentes como las programadas, que comenzaron a retomar su ritmo después de que se terminó la cuarentena estricta a causa del Covid-19.

Con una apertura casi total de las actividades, el movimiento de la ciudad también se ve reflejado en el aumento de internaciones. Sin embargo, el área de Salud municipal no teme un colapso del sistema. Esa "tranquilidad" se basa, en gran medida, en el bajo número de contagios por coronavirus que se viene registrando en Rosario.

Si bien el hecho de conocer que entre el 60 y el 80 por ciento de las camas de cuidados críticos están ocupadas puede provocar cierto temor en la población, la realidad es que otros años, para esta época, el nivel de ocupación suele ser mucho más alto, e incluso alcanzar durante el pico de las enfermedades invernales el 95 por ciento, o más, del uso de la capacidad de las terapias intensivas.

Esas enfermedades son las que por ahora no se están viendo como en otras temporadas, teniendo en cuenta que los chicos no asisten a clases, que fue más exitosa que otros años la campaña de vacunación antigripal y que el distanciamiento es una medida que evita, no sólo el contagio de Covid-19 sino de otras patologías respiratorias.

De todos modos, el frío recién empieza y hay que ver qué ocurre en las próximas semanas. La Capital también consultó al sector privado de la salud y admitieron que la situación en cuanto a la ocupación de camas críticas no reviste preocupación.

El secretario de Salud de la Municipalidad, Leonardo Caruana, dijo que "en la medida que se fueron retomando las actividades, los servicios de salud cambiaron su ritmo. En una primera etapa de la cuarentena se priorizó la atención a los pacientes con Covid-19 y lo que se pudo posponer en cuanto a consultas y cirugías se pospuso. Pero ahora, en esta nueva fase, los servicios que se prestan fueron en aumento. Ya hay muchas camas ocupadas por pacientes a los que se les hicieron intervenciones quirúrgicas complejas que se habían reprogramado, por accidentes de tránsito que crecen en la medida que aumenta la circulación vehicular o por situaciones de violencia que dejan heridos. Estamos rondando entre un 60 y un 80 por ciento de las camas críticas en cuanto a nivel de ocupación", señaló.

Caruana mencionó que en años anteriores las enfermedades respiratorias, tanto en niños como en adultos mayores, suelen dejar al sistema casi al límite de su capacidad de respuesta, lo que por ahora no está ocurriendo.

La mirada en Amba y Caba

El funcionario detalló que en Rosario se sigue mirando con suma atención lo que sucede en provincias y localidades cercanas con alta circulación del nuevo coronavirus, como es el caso de Ciudad de Buenos Aires, Area Metropolitana de Buenos Aires, Chaco y Córdoba. "Por eso, insisto en que no tenemos que relajarnos y en que el distanciamiento y el uso de todas las medidas de prevención sigue siendo fundamental", remarcó.

Y aunque no cree que el sistema local llegue a una saturación, fue cauto al mencionar que las camas críticas del sector público no sólo están ocupadas por rosarinos sino que, por ejemplo, todo lo relacionado con traumas que se atiende en el Heca o los problemas cardiovasculares que se derivan al Hospital Centenario, "trascienden los límites de Rosario y se recibe gente de todo el sur de nuestra provincia".

Con esto, Caruana señaló que la ciudad está tranquila para dar respuestas en salud a sus habitantes y los de la zona, pero no en una situación sumamente "holgada" como para recibir a numerosos pacientes de otros puntos del país. "Estoy convencido de que cuando se trata de un recurso público debe estar disponible para todos; ahora, en el caso de Capital y Area Metropolitana de Buenos Aires existen otros recursos en esa provincia, otros anillos, como les llamamos, para que sean ellos los primeros que reciban a los pacientes que requieran atención de complicarse mucho más la situación respecto del Covid-19. Porque no sólo se trata de tener camas disponibles sino de todo lo que conlleva el traslado de una persona enferma de una provincia a la otra. Por lo tanto, creo que la hipótesis de que Rosario reciba pacientes de otras provincias es por ahora lejana", aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario