La ciudad

Enseñan oficios a jóvenes vulnerables y aprenden de ellos

Mario, Diego y Carlos son capacitadores en soldadura, panificación y herrería. Interactúan con los pibes en su propio entorno.

Domingo 08 de Julio de 2018

En la provincia hay 352 grupos de jóvenes que se capacitan en el programa Nueva Oportunidad. Mario, Diego y Carlos son capacitadores que tienen a cargo grupos de distintos barrios de Rosario y enseñan un oficio. El Nueva Oportunidad es el programa provincial que los convoca a esta experiencia. Soldadura, panificación y catering, y herrería es lo que dan. Pero es mucho más lo que aprenden.

   Mario Fuentes había sido despedido de una fábrica donde tenía como función enseñar a los nuevos empleados sobre el control de calidad de máquinas. "No soy docente, pero sí formador", afirma. Cuando se enteró que el programa Nueva Oportunidad estaba buscando capacitadores para oficios, se inscribió, tuvo una entrevista y quedó.

   Mario da herrería en la Escuela Secundaria Técnica N 365, y en la N 342 "Luis Pasteur". Son chicos de entre 16 y 32 años que tal vez es su primera experiencia en aprender un oficio.

   Diego Urbaneja es el profesor de cocina y catering. También está a cargo de dos grupos, uno que asiste al Centro Cultural "La Toma" y el otro da clases en el Centro de Convivencia Barrial Nº 8 de barrio Toba.

   Urbaneja venía de vivir 13 años en Barcelona y después de algunos fracasos con proyectos propios decidió barajar y dar de nuevo. Fue así que se enteró del programa y se anotó. Los grupos de Diego ya vienen de un primer año de capacitación, y están formados para salir a trabajar, cosa que ya empezaron a hacer.

   Carlos Pignataro es profesor de soldadura de la Escuela Educación Técnica Nº 346, "Juan Antonio Alvarez", de Barrio Godoy. Trabaja en una empresa y aparte de técnico mecánico es psicólogo social.

   "Siempre me quedó la idea del trabajo social, y cuando vi en el diario la convocatoria para el Nueva Oportunidad, en realidad fue una nueva oportunidad para mí también, porque pude juntar las dos cosas", destacó.    

Sobre el motivo que moviliza a estos jóvenes, Carlos respondió: "Lo que les interesa es la salida laboral, y para eso hay que incentivarlos a que produzcan algo propio y si por ahí vemos que por lo técnico no entusiasma, le damos una vuelta y vamos por el lado artesanal".

   "Este programa es una nueva oportunidad, pero para nosotros, te modifica a los que intentamos hacer algo para cambiar un poco esta sociedad, a mí me cambio el modo de mirar", añadió Carlos.

   "El objetivo es que no estén en la calle y después que tengan una salida laborar. El click se les hace a ellos, el tema es darles herramientas para que piensen en lo que sirve hacer algo por ellos mismos", coincidió Mario.

   A la convocatoria pública a capacitadores se inscribieron más de 1.800 personas, se realizó en marzo de este año y fue publicada a través del subportal de Educación, y actualmente se encuentran trabajando 220 capacitadores.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario