La ciudad

Encontraron una granada en una esquina de barrio Azcuénaga, en la zona oeste

Fue en Zuviría y Correa. Estaba al lado de un árbol, pero no tenía poder de fuego. La halló un grupo de trabajadores que que limpiaba alcantarillas para la Municipalidad.

Viernes 14 de Febrero de 2014

La tarde de ayer en la esquina de Zuviría y Correa, en el barrio Azcuénaga, fue claramente distinta. Un grupo de trabajadores que hacía tareas para la Municipalidad halló una granada debajo de un árbol. El artefacto no tenía poder de fuego, pero generó algo más que preocupación entre el vecindario.

La fisonomía de la zona tiene todavía reminiscencias de épocas que ya no se viven en el resto de la ciudad: la gente sale a sentarse a la puerta. Parece resistirse a olvidar tiempos mejores que ya pasaron. Los habitantes de ese sector del distrito oeste cuentan que hay arrebatos en la calle y robos a comercios y viviendas. Además, por las noches, se escuchan disparos.

Sin embargo, mientras no pierden esa costumbre tampoco salen de sus asombro ante una realidad que los sorprende a diario. Ese fue el caso de ayer cuando las personas que limpiaban las alcantarillas fueron a dejar las bolsas con residuos a la esquina y, al lado del árbol, se encontraron con la granada. "El tamaño era como el de una pelota de golf, verde oscura y tenía un alambre", dijo María Elena, quien admitió que se acercó al lugar.

Los operarios llamaron al sistema de emergencias 911 por lo que, de inmediato, llegó la policía. Arribaron "varios móviles y motos hasta que más tarde lo hizo también la camioneta de Explosivos", sostuvo María Elena. Tanto la mujer como sus vecinos instalados en el balcón de una casa de planta alta no se explicaban cómo pudo haber llegado el elemento explosivo. Pero el temor del comienzo se fue apagando al ver que los uniformados lo manipulaban sin demasiado protocolo.

Cerco. Al comienzo vallaron el sector, pero de inmediato advirtieron que se trataba de una granada inerte. Así lo explicaron después fuentes policiales a La Capital.

Los portavoces señalaron que se trató de una pequeña bomba del tipo SMK2. "Una carcasa sin carga explosiva", dijeron.

"Había una mujer y tres hombres limpiando las alcantarillas cuando se toparon con la granada y avisaron" a los efectivos, insistió la gente en el barrio. Fue en el momento en que colocaban las bolsas al lado de un contenedor que también está allí.

Según pudo saber este diario, la policía permaneció trabajando en la zona durante una hora y media (a partir de las 16), aproximadamente hasta que uno de los uniformados levantó lo que finalmente sería "el cuerpo" de un artefacto que, al decir de muchos, "da miedo con sólo verlo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario