La Ciudad

En un verano atípico, La Florida y las piletas del parque Alem estiran la temporada

Hubo menos gente que otros años en los espacios públicos de zona norte. Cambió el perfil de los bañistas: ante más controles y poca música, hubo más familias que jóvenes

Viernes 26 de Febrero de 2021

"Diciembre no existió, enero fue tímido y febrero el mejor mes". Antes de ofrecer a La Capital las cifras de esta temporada 2020/2021 en el balneario La Florida y las piletas del parque Alem, el director de la empresa municipal Costanera Rosario, Horacio Palavecino, tira esa síntesis. Luego agrega que fue un verano "atípico" porque los inicios y finales de temporada se corrieron, porque se contabilizó mucha menos gente en ambos balnearios y porque además cambió el perfil de los bañistas: se impusieron las familias sobre los jóvenes.

De todos modos, Palavecino concluyó con que el balance fue "bueno", frente a la pandemia que cambió todos los escenarios y comportamientos sociales. En ese marco, anunció: la temporada de río en La Florida se extenderá hasta el 4 de abril y las piletas seguirán habilitadas hasta el 14 de marzo.

El inicio fue la primera marca de que este verano sería completamente distinto a cualquier otro. La Florida siempre comienza la temporada el 21 de septiembre, con la primavera, y esta vez abrió las puertas recién el 23 de noviembre. Y la inauguración de las piletas se retrasó aún más. "Recién abrieron el 28 de diciembre porque antes no teníamos definiciones sobre los protocolos", dijo el hombre a cargo de la empresa que administra ambos balnearios y la Rambla Catalunya.

Una vez convenido que se colocarían "círculos de respeto" para favorecer la distancia social, se habilitaron 1.100 circunferencias en la playa. "Calculamos allí 5.500 personas por día, pero nunca llegamos a esa cifra, cuando en otros veranos superamos las 6 mil. Para dar una idea de la concurrencia, el único fin de semana que contabilizamos 7 mil personas fue el de Carnaval, esa cifra repartida en tres días".

Además, en la Florida este año se prohibió la ingesta de bebidas (no se podía ingresar alcohol en las heladeritas), no hubo música y tampoco se habilitaron espacios comunes como los vestuarios. Posiblemente eso hizo que los jóvenes se fueran a la isla a buscar cercanía y más ruido. "El perfil en la playa esta vez fue más familiar", contó.

Algo similar pasó en las piletas con respecto a la cantidad y tipo de concurrentes. En otros años, un domingo de mucho calor podían llegarse a contar 2500 personas, esta vez no se cubrió ni el 50 por ciento (calculaban unos mil por día y la mayor asistencia trepó a las 890 personas).

"Muchos evaluaron que por ser una temporada corta no valía la pena invertir en revisación (480 pesos por persona) y entrada (230 pesos para los adultos)", dijo como evaluando que el precio no fue tan cómodo para los sectores populares como otros años. Y consideró que si una franja etaria quedó relegada como nunca fue la de los adultos mayores, con quienes cada año se realiza actividad social en el agua, y esta vez no se pudo llevar adelante.

A modo de síntesis arrojó las siguientes cifras: entre los tickets contabilizados (sin deportistas ni jubilados) hasta ahora y los que vendrán hasta abril, Palavecino estima que por la Florida este verano pasarán 80 mil personas en toda la temporada y por las Alem, unas 10 mil personas. Muy por debajo de las cifras habituales.

Buen comportamiento

La empresa realizó adaptaciones de acuerdo a los protocolos sanitarios. Ajustó, por ejemplo, las duchas en las playas para que se abrieran con los pies y no con las manos.

Palavecino asegura que la gente respondió favorablemente, "los bañistas tuvieron un comportamiento ejemplar; en la inmensa mayoría se mantenía dentro de los círculos que podían ser de a dos, de a cuatro o de a seis. Respetaron las cantidades, también el uso de tapabocas", aseguró. Y recordó que luego del fin de semana "caótico" de noviembre en que la gente se acumuló en el muelle de la Rambla para cruzar a la isla los controles fueron rigurosos y se respetaron "al cien por ciento las pautas de convivencia".

En enero, en La Florida se activaron las actividades deportivas. Beach vóley, fútbol playa, handball y "actualmente se realizan de manera normal, siempre respetando los protocolos".

En definitiva, Palavicino remarcó un "buen saldo" de un verano atípico.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario