La ciudad

En un mes bajaron a la mitad los heridos por hechos violentos en la ciudad

El desembarco de las fuerzas federales en Rosario impactó significativamente en los indicadores de los hospitales de la ciudad. Hubo días sin casos complejos.

Domingo 01 de Junio de 2014

La presencia de las fuerzas federales en Rosario impactó fuerte en la salud pública. En mayo bajó más de un 50 por ciento la cantidad de ingresos por heridas graves, en su mayoría con arma fuego, a las guardias de los hospitales de la ciudad respecto a los primeros cuatro meses del año: se pasó de casi cinco entradas diarias a sólo dos, incluso con jornadas sin casos complejos. El descenso más marcado se dio en los heridos con armas de fuego que son derivados a la sala de terapia intensiva del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca): mientras en marzo hubo nueve atendidos, el mes pasado sólo uno.

"En abril ya teníamos un quiebre en la curva ascendente de heridos graves en los hospitales de la ciudad. En aquel entonces teníamos indicadores muy incipientes como para hablar de un nuevo escenario. Pero en mayo se acentuó de manera significativa esa curva y parece ser una tendencia en vías de consolidarse", destacó el secretario de Salud Pública municipal, Leonardo Caruana.

Cuando se le preguntó al funcionario a qué atribuía el fenómeno, respondió: "No somos especialistas en la materia, pero parece tener directa vinculación con la llegada de las fuerzas federales a la ciudad y su articulación con la policía y el municipio. Eso es lo que nos apuntan los funcionarios de las áreas de control y seguridad de la Intendencia".

Caruana fue más allá y remarcó el impacto económico que genera para el sistema sanitario la caída a la mitad de los casos de heridas graves atendidos en los hospitales. "Además de que haya menos vidas en peligro, esto implica destinar menos recursos a la atención de muchos casos, menos medicamentos, menos en rehabilitación de alta complejidad. Y permite utilizar esos fondos para otras acciones", enfatizó.

En detalle. Según datos oficiales de la Secretaría de Salud Pública, en mayo, mes que se consolidó el desembarco de Gendarmería, Prefectura y la Policía Federal en los barrios más inseguros de Rosario, los heridos graves, en su mayoría de arma de fuego, que ingresaron a las guardias de los hospitales municipales bajaron a la mitad, comparando con los primeros meses del año.

Durante mayo, en las salas de guardia del Heca, el Hospital Roque Sáenz Peña y el de Niños Víctor J. Vilela los ingresos diarios promedio fueron de dos personas, cuando entre enero y abril habían sido de unos 4.9.

En el mismo lapso, la cantidad de auxilios en la vía pública que hicieron en ambulancias los agentes del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) pasó de cinco casos por día a 2.5.

"Este es un correlato clave de lo que pasa en los hospitales. Hay menos violencia en la atención en la vía pública y en muchas oportunidades no se requiere su traslado a los efectores de salud", reforzó Caruana.

El descenso más fuerte de los indicadores vinculados a la violencia se dio en el Heca. Allí se notó una caída en la cantidad de pacientes totales atendidos el mes pasado, los ingresos a guardia y a terapia intensiva.

"Se nota que hay muchos menos casos de heridos graves por arma de fuego, y los episodios que llegan a la red pueden resolverse en la mayoría de los casos de manera ambulatoria o al menos sin llegar a cuidados intensivos", indicó el secretario de Salud.

Al respecto, Caruana aportó un dato revelador: los heridos graves con armas de fuego derivados a la sala de terapia intensiva del Heca pasaron de unos nueve en marzo a sólo uno en mayo.

"Hubo además —continuó— varios días consecutivos, como por ejemplo casi toda la semana pasada, donde no ingresó al Heca ni un solo herido de arma de fuego".

Para el secretario de Salud, "el cambio en la tendencia es muy marcado teniendo en cuenta la curva ascendente que se venía registrando en los últimos años".

Aumentó el uso del cinturón

En los últimos dos meses, personal del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) notó un aumentó en el uso del cinturón de seguridad en los automovilistas. "Este es un dato preliminar, aún no procesado. La gravedad de los heridos accidentados que circulaban en auto bajó fuerte en el bimestre. Los médicos lo atribuyen, en parte, a una mayor conciencia y control del uso del cinturón", dijo el secretario de Salud.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario