La ciudad

"En salud impacta la inflación, no los extranjeros"

Más críticas al proyecto de arancelar la atención médica y la educación de los extranjeros no residentes en el país.

Jueves 01 de Marzo de 2018

El proyecto del gobierno nacional que propone arancelar la atención médica y la educación de los extranjeros no residentes en el país fue criticada tanto desde el ámbito de la salud como desde las organizaciones estudiantiles de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). El secretario de Salud Pública municipal, Leonardo Caruana, no sólo minimizó la cantidad de personas de otros países que se atiende en efectores públicos de la ciudad, sino que además consideró que "lo que impacta en el financiamiento del sistema de salud son los incrementos por inflación de los insumos, que en 2017 fueron desde el 70 al 300 por ciento, y no la asistencia de extranjeros".

El funcionario señaló que apenas "el 3 por ciento de los pacientes que se atienden en los servicios de salud de la ciudad son extranjeros, y de ese total sólo un uno por ciento no son residentes"; y apuntó que del total de consultas registradas en el sistema, apenas el 0,27 por ciento son hechas por pacientes no argentinos.

Con esos datos, minimizó el impacto y defendió "la universalidad del sistema de salud, donde no se puede anteponer la capacidad de pago del paciente y su condición de migrante para la atención".

En educación, en tanto, el rechazo también fue claro. Cristian Fdel, consejero superior del Movimiento Evita en la UNR, indicó que la medida sería "violatoria de la Constitución Nacional, que establece que los derechos civiles son tanto para ciudadanos argentinos como extranjeros, y la educación lo es". Además, dijo que "en la Universidad apenas el 5 por ciento del total de alumnos es extranjero, y en todo caso, también sostiene el sistema educativo a través de los impuestos que paga, como cualquier ciudadano". Por eso, adelantó que en caso de avanzar en la medida, recurrirán a la Justicia con un recurso de amparo.

El consejero del Alde, Manuel Leiva, la consideró "una falsa discusión que busca evitar la responsabilidad que tiene el Estado para invertir más en Educación y no en deuda, ya que los 406 mil millones de pesos que se pagarán como intereses de la deuda son igual al presupuesto que se destinarán este año en trabajo, vivienda , agua potable y salud".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario