La ciudad

En Rosario ya no quedan lugares para guardar embarcaciones

La ciudad tiene el segundo parque náutico más grande del país. Crecen las listas de espera. Afirman que el auge en el rubro se dio a la par de la construcción de edificios frente al río.

Sábado 10 de Noviembre de 2012

En Rosario ya no hay más lugar para guardar embarcaciones. En las distintas guarderías confirmaron que para esta temporada ya está todo completo y hay listas de espera con hasta un centenar de personas anotadas. Es más, los espacios que se están construyendo para albergar estos barcos ya tienen casi el 50 por ciento de las camas vendidas. Este dato no hace más que confirmar la estadística oficial de que la ciudad cuenta con el segundo parque náutico más grande del país.

El presidente de la cámara del sector, Jorge Pinilla, confirmó que "no hay posibilidades en Rosario de guardar embarcaciones" y que en los distintos clubes hay "largas listas" de espera. "La única opción que le queda al rosarino es buscar algún amarradero en Pueblo Esther o Granadero Baigorria", apuntó Pinilla.

De este modo, referentes de los comercios del rubro coincidieron en que la actividad náutica viene creciendo año a año. Así como la ciudad volvió a mirar al río y se edificaron altas torres con vista al Paraná, en forma paralela fue aumentando la cantidad de gente que compró alguna embarcación para poder disfrutar de sus aguas. Y ahora colapsó el parking náutico.

Pero no todas las embarcaciones que hay en las guarderías son de los rosarinos. También hay de cordobeses, porteños y hasta de gente de poblaciones cercanas que tiene su lancha en la costa rosarina. "Hay personas que vienen por el fin de semana al río y dejan aquí sus unidades", comentó Pinilla, y lo mismo señaló Sebastián Lamelas, quien comercializa las camas para lanchas del Parque Náutico Ludueña y que recién estarán construidas en octubre del año próximo.

A este fenómeno se le suma que "cada vez son menos los que dejan las lanchas por la temporada de río. Los que tienen embarcaciones ahora son clientes permanentes", contaron desde una guardería.

En M y M, por ejemplo, tienen 680 lugares y están todos completos. Allí también hay gente en lista de espera y, según comentaron, "hay quienes compran camas náuticas o amarraderos para usarlos como inversión", otra posibilidad que se suma a la actividad ribereña.

En tanto, las guarderías de la costa central rosarina también están totalmente ocupadas. Desde el club Ministerio de Obras Publicas, ubicado en la zona Monumento a la Bandera, no hay lugar para este año y piden que los interesados llamen recién después de abril de 2013.

Para hablar de costos, un box en una guardería puede costar entre 700 y 1.300 pesos por mes. En algunos casos (como Botar, que pertenece al club Rosario Central) además hay que pagar la cuota societaria. Y para ser propietario, un lugar para una embarcación ronda los 16 mil dólares.

Proyectos. Para dar respuesta a semejante demanda, actualmente hay tres proyectos en marcha: el Parque Náutico Ludueña, otro que estará debajo del puente Rosario Victoria, con 300 camas náuticas (lugares para guardar lanchas de hasta 7 metros), y uno más de gran envergadura que se levantará en Granadero Baigorria, con capacidad para 3.000 embarcaciones. El emprendimiento se convertirá en la construcción más grande del país en su tipo.

Según las estimaciones de Lamelas, que está comercializando los amarraderos del Parque Náutico Ludueña, en octubre del año próximo estará inaugurada la primera parte del proyecto, que contará con un galpón de guardería con 420 camas y 40 amarras: espejos de agua donde se estacionan los barcos de mayor tamaño, que pesan más de 3 toneladas. Cuando se termine la segunda parte del proyecto, que aún no tiene fecha, habrá 150 amarras y 850 camas. Con estos números, pasará a ser la construcción más grande de Rosario. "Ya cerramos con el 40 por ciento de preventas y vendimos la mitad de las amarras", puntualizó Lamelas.

Por otro lado, el emprendimiento Forum Puerto Norte contará con 90 amarraderos y están todos vendidos. En general la mayoría pertenece a los propietarios de los departamentos de ese complejo habitacional. Allí sólo queda lugar para guardar motos de agua.

El titular de la Cámara Náutica, afirmó: "Tenemos mucha ambición porque podríamos llegar a competir con el partido de San Fernando de Buenos Aires. En Rosario mucha gente está viviendo de la náutica, en la cámara hicimos dos cursos de mecánica y de carpintería para embarcaciones porque es un sector muy necesitado de mano de obra.

Sube el Paraná

Según los datos de la Prefectura Naval Argentina, el río tenía ayer una altura de 2,82 metros frente a la costa rosarina. Las constantes lluvias anuncian un crecimiento para los próximos días y seguramente el Paraná llegará a los 5 metros. Aun así, en Prefectura subrayaron que estas alturas no significan ningún peligro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario