La ciudad

En Rosario se probará la vacuna alemana Cure Vac

La desarrolla un laboratorio asociado a la compañía Bayer. Un equipo de investigadores del Grupo Oroño busca reclutar mil voluntarios

Miércoles 03 de Febrero de 2021

El Sanatorio Parque, de Rosario, perteneciente a Grupo Oroño, junto a otras cuatro instituciones médicas de la provincia de Buenos Aires ha sido seleccionado en la Argentina para participar de un ensayo clínico mundial que busca comprobar la eficacia de la vacuna contra el Covid del laboratorio alemán Cure Vac, que acaba de firmar un acuerdo con la farmacéutica Bayer para avanzar en este desarrollo.

El próximo 20 de febrero, el grupo de investigadores rosarinos liderado por el médico Carlos Poy estaría en condiciones de comenzar el reclutamiento de los voluntarios. El objetivo es hacerlo en dos etapas, de 500 personas cada una, las que serán puestas al tanto de todos los detalles del procedimiento y firmarán un consentimiento informado. El ensayo se inscribe en la modalidad de estudio a doble ciego, lo que implica que la mitad de los participantes recibirán placebo y la otra mitad la vacuna.

Se aplicarán dos dosis con 28 días de plazo entre una dosis y la otra.

Poy, investigador principal del estudio en Rosario, un médico con amplia experiencia en este tipo de procedimientos, señaló que “las pruebas para conocer la eficacia y seguridad de Cura Vac se harán con personas mayores de 18 años sin límite de edad máxima”.

Señaló que en las próximas semanas se informará donde pueden anotarse los potenciales voluntarios para saber si cumplen con los requisitos para ingresar en el ensayo clínico por el cual no deberán abonar nada ni tampoco se les pagará por participar, como corresponde en estos casos.

“Quien desee ingresar al estudio tiene que responder una serie de preguntas porque hay situaciones que impiden la inclusión, como por ejemplo, el hecho de que una mujer esté embarazada o tenga en sus planes buscar un bebé en el próximo año”.

Gracias a una aplicación “que es muy simple de manejar y puede bajarse en el celular, la persona será guiada para ir respondiendo preguntas clave y de ese modo saber si puede ser parte de la investigación. Desde ya, una vez que sea preseleccionada, se le hará conocer el documento que contiene el consentimiento informado. Vale destacar que los participantes pueden retirarse en cualquier momento del ensayo. Se trata de un estudio muy bien diseñado y que cumple con todos los protocolos”, dijo Poy, quien agregó que se tomará una muestra de sangre a aquellos que ingresen al ensayo y que se incluye un serológico para determinar si tienen anticuerpos contra el Coronavirus. “Uno de los requisitos es que los individuos no se hayan contagiado al momento de iniciar el estudio”, agregó el médico.

Poy enfatizó que “quienes se sumen tendrán un cuidadoso y meticuloso seguimiento y apoyo. Serán respondidas por el equipo de profesionales todas las dudas que puedan aparecer y se brindará apoyo permanente, incluso tiempo después de colocadas las dos dosis”.

Características

Esta vacuna tiene las mismas características que las de Moderna y Pfizer BionTech: están desarrolladas en base a ARN mensajero. Se logra la introducción de un ARN mensajero sintético en una célula para producir determinada proteína. Ese ARN codifica una proteína terapéutica para tratar una enfermedad: las propias células se convierten en “pequeñas fábricas de producción del fármaco”.

Poy señaló que la vacuna que se probará en Rosario necesita estar refrigerada a - 70º. “Desde ya contamos con los ultrafreezers para almacenar las dosis que nos están por llegar”. También mencionó que la vacuna, finalmente, si es aprobada, no necesariamente se aplicará en la Argentina porque eso depende del acuerdo que haga el gobierno nacional con cada laboratorio.

"Tenemos expectativas y trabajaremos con toda la rigurosidad pero no podemos decir si finalmente será eficaz. El ensayo se hará en muchos países de Latinoamérica y de Europa. Se probará en 36. 500 personas en todo el mundo y hasta el momento se sabe que la Unión Europea ya solicitó 420 millones de dosis de esta vacuna", dijo el médico quien señaló que "podemos hacer un gran aporte y por supuesto esperamos que funcione muy bien como ha sucedido con las otras vacunas basadas en el mismo compuesto".

El equipo del Grupo Oroño que trabaja en este estudio, encabezado por Poy, está integrado además por los médicos Fabián Diez, Luciano Lovesio, Marisa Vico y Ricardo Pistone, junto a enfermeros, bioquímicos, técnicos de laboratorio y personal especializado en vacunación que conforman un grupo de 20 personas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario