La ciudad

En Rosario hay un guardia de seguridad privada por cada policía

A nivel provincial los efectivos son 24 mil y los vigiladores 9 mil, pero en la ciudad se concentran cerca de 6 mil de cada uno. Es por la cantidad de industrias, empresas, bancos, comercios, countries y edificios.

Domingo 21 de Julio de 2019

En Rosario hay un guardia de seguridad privada por cada policía. En toda la provincia existen cerca de 24 mil efectivos de la fuerza, de los cuales unos 6 mil reportan en la Unidad Regional II (departamento Rosario). En la ciudad, los vigiladores son 6.351, lo que marca una paridad respecto de los agentes policiales.

La inseguridad y la situación económica fueron los principales ejes de la última campaña a gobernador en la provincia de Santa Fe, y esos dos temas marcaron la agenda de la discusión durante toda la previa de las elecciones que ganó Omar Perotti, uno de los que más hizo hincapié en la problemática del delito urbano.

Al mirar detenidamente un rubro como el de la seguridad privada, estas dos dimensiones se entrecruzan y exhiben un claro ejemplo de cómo las dinámicas se modifican una a la otra recíprocamente: mientras la cantidad de vigiladores se mantuvo en los últimos años y hasta creció incipientemente, hay menos agencias registradas y cayó la cantidad de lugares donde prestan servicio. Empresarios del sector afirman que la crisis económica repercutió precarizando el servicio, generando la aparición de agencias que trabajan irregularmente y la necesidad en los clientes de achicar la cantidad de personal contratado.

No obstante, la seguridad privada tiene muchas menos funciones y competencias que la pública. En principio, son muy pocos los guardias que portan arma, que se restringen casi exclusivamente a los que custodian camiones de caudales, los únicos que pueden repeler una agresión y defenderse de un ataque. Tampoco pueden detener personas o intervenir, sino que deben llamar a la fuerza pública cuando hay un hecho.

La emergencia del fenómeno se expresa de diferentes maneras, según el servicio sea dirigido a empresas o domicilios particulares. Lo que sí es evidente es que la concentración en la zona de Rosario y alrededores tiene que ver con el emplazamiento de fábricas, empresas, comercios, entidades bancarias (hay 200) y emprendimientos urbanísticos en forma de barrios abiertos y cerrados, así como también las torres de edificios.

"En lo comercial, esto tiene que ver con que se ha incrementado entre las empresas y negocios la necesidad de protegerse por la problemática de la seguridad pública. La situación hace que adopten el criterio de contratar el servicio privado, ya que la policía no puede estar custodiando, sino que patrullan la cuadrilla", afirma Ricardo Giusepponi, subsecretario de Control de Fuerzas de Seguridad y Agencias de Seguridad Privadas de la provincia.

Pero también hay una cuestión ligada al negocio inmobiliario: "Otro tanto tiene que ver el desarrollo de muchos countries cerrados, en especial en los alrededores de Rosario (como en Funes o Alvear), que cuentan con guardias en la puerta y en las calles internas. En los barrios abiertos, que son zonas residenciales, también hay garitas con personal de seguridad privada en las esquinas. Además, están los que trabajan en la entrada de los edificios", agregó el funcionario del Ministerio de Seguridad.

Las cifras

Yendo a los números duros, la serie de los últimos 5 años muestra una incipiente caída en el número de agencias de seguridad habilitadas. En 2015 a nivel provincial hubo 183 prestadoras del servicio; en 2016 se mantuvo el número pero en 2017 bajaron a 180; en 2018 se contabilizaron 179 y en 2019 cayeron nuevamente a 173. La baja puede indicar que fueron suspendidas o dadas de baja por el Estado por cuestiones administrativas como falta de pólizas, o por la cantidad de sanciones aplicadas. O bien puede significar que quebraron.

Según los conocedores del rubro, sólo 4 o 5 de estas compañías superan hoy los 100 o 200 hombres, y la mayoría tiene entre 20 y 40 custodios. Otro dato es que el 70 por ciento de las firmas está en Rosario. El recorte local dice que en 2015 había 115 agencias; en 2016 fueron 108; en 2017 otra leve caída marcó unas 106; en 2018 llegaron a 108 agencias y en 2019 bajaron a 106 nuevamente.

Respecto a la cantidad de vigiladores, hubo una suba, pero se contabilizó una caída en la cantidad de objetivos declarados, es decir los lugares donde prestan el servicio de protección, que puede ser una fábrica, un supermercado, un banco, un edificio particular o un country. Esto puede obedecer al empeoramiento de la economía.

Las cifras indican que en 2015 en toda Santa Fe había anotados 8.673 guardias con 2.685 objetivos; en 2016 eran 8.615 hombres en 2.687 sitios; en 2017 los vigiladores crecieron a 9.035 y fueron 2.765 los edificios a proteger; en 2018 el personal fue de 9.048 y bajaron los objetivos a 2.489. Finalmente en 2019 se registraron 9.220 guardias que custodian 2.418 inmuebles.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario