La ciudad

En plena temporada hay más de 250 metros de costa abandonados

Están al lado del Acuario, en un predio que el municipio le cedió al Sindicato Municipal y que está cerrado desde hace tres años.

Martes 08 de Enero de 2019

Unos 250 metros de costa, linderos al Acuario del Río Paraná, pasarán otro verano cerrados al público. En el predio que el municipio cedió al Sindicato de Empleados Municipales sólo funciona una guardería de kayaks, el resto quedó reducido a montañas de tierra y escombros, pastos altos y desperdicios. Para los amantes del río, el lugar podría ser una de las mejores playas de la ciudad. Sin embargo lleva tres años de abandono, desde la última gran crecida del Paraná.

El predio ocupa las 4,5 hectáreas que se extienden desde el complejo de piletas del parque Alem hasta la ribera. El municipio le otorgó el terreno al sindicato local por primera vez en 1970 y su uso se fue renovando en varias oportunidades.

La última fue en octubre de 2017, cuando el Concejo le extendió por otros 25 años la concesión del predio. Por entonces se anunció un proyecto para recuperar la playa para el uso público. Sin embargo, un año y medio después apenas se puede ver a algunos albañiles en el edificio que pertenecía a la proveeduría del camping.

abandono1.jpg

"Vamos a mejorar las instalaciones", promete un cartel colocado en el acceso sur del predio, lindero al edificio del Acuario. Por detrás de las rejas sólo se ven montículos de tierra, la playa sin arena y el pasto crecido que casi amenaza con tapar algunos sauces que dan sombra al lugar.

El edificio semicircular, construido en los 70, es el único espacio en obra. Un grupo de albañiles trabajaba ayer para recuperar las instalaciones con la idea de convertirlas en un salón de fiestas vidriado, con una pérgola al río, cocina y sanitarios para uso público. En el sector norte del predio, afirmaron a LaCapital, habrá un conjunto de seis quinchos con parrilleros y un estacionamiento para vehículos.

Según indicaron quienes se encontraban al frente de las tareas, el sindicato proyecta invertir unos 15 millones de pesos para dotar al camping de infraestructura. Y el municipio se había comprometido a realizar la obra pública que incluía el rellenado y la recuperación de la playa.

Fernando está a cargo de la guardería Puerto del Sol, lindera al extremo norte del predio que corresponde al Sindicato. Sentado en la puerta, se agarra la cabeza cuando se le pregunta por los terrenos vecinos.

"Estas podrían ser las playas más lindas de Rosario, pero lamentablemente están abandonadas"

"El camping va a cumplir tres temporadas cerrado. Es una lástima. Un montón de turistas llegan orientados por el GPS porque buscan un lugar donde pasar el día y descansar. Me preguntan y yo los tengo que mandar a Granadero Baigorria. Es un desperdicio", se queja.

Para Fernando, las playas del parque Alem "podrían ser las más lindas de Rosario, pero están completamente abandonadas". Hace tres años, recuerda, antes de la última creciente del río, la gente se acercaba a darse un chapuzón. También había un playón deportivo y parrilleros.

En la guardería Puerto del Sol reposan unas 170 embarcaciones y, más de una vez, reclamaron que el sindicato contrate seguridad para el predio, sobre todo durante la noche, "ya que se metía gente, cortaba los alambrados y tuvimos varios robos".

abandono2.jpg

En el sector norte del amplio terreno es donde se acumula la mayor cantidad de desperdicios: dos contenedores repletos de basura, montañas de tierra, escombros y hasta un viejo vehículo Peugeot 504 blanco abandonado, son parte del paisaje.

Por ese sector se accede a la guardería Río Marrón, que funciona dentro de los límites del predio concesionado al sindicato. Hay espacio para unas 800 piraguas y kayaks y además funciona una escuela de remo para adultos y niños.

La guardería lleva cuatro años alquilando el espacio al gremio y tras el cierre del camping, después de la última inundación, se quedó sin el principal acceso. Ahora sus socios acceden a sus embarcaciones atravesando el predio de otra guardería.

"Hay un proyecto para arreglar completamente el lugar", señala Aníbal, uno de los dueños de Río Marrón y se lamenta de que por ahora las obras avanzan con lentitud.

Por lo pronto, no estarán listas para esta temporada. Habrá que esperar a la próxima.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});