La ciudad

"En ocho años no hubo cambios, es un problema estructural", dijo monseñor Martín sobre la pobreza

El arzobispo de Rosario analizó el informe de la UCA que indica que casi ocho millones de menores en Argentina "son estructuralmente pobres". "Esos niños van a entrar al camino de la educación formal en desventaja", afirmó.

Lunes 30 de Abril de 2018

El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, lamentó que "en los últimos ocho años no hubo grandes variaciones" en los números de pobreza del país, por lo que consideró que se trata de "un problema estructural" de Argentina. De esta manera, el religioso analizó el informe elaborado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA).
El documento destaca que unos 7.930.000 de niños, niñas y adolescentes son pobres en Argentina, una cifra que creció dos por ciento en 2017 si se toma en cuenta el acceso a sus derechos: la alimentación, el acceso al agua corriente, el tipo de vivienda que habitan, la salud y la educación, entre otros aspectos. De esta manera, algo más de seis de cada diez niños, niñas y adolescentes hasta 17 años en Argentina "son estructuralmente pobres".
"En estos ocho años no ha habido grandes variaciones, es decir que es un problema estructural que viene padeciendo la Argentina y es un reclamo a la conciencia social de toda la sociedad y de las autoridades, porque ciertamente que si no promocionamos a los niños, el día de mañana vamos a tener adultos con muchas deficiencias", manifestó Martín, además de resaltar "la infancia es uno de los sectores mas vulnerables".
Dijo que "el gobierno anunció una disminución de la pobreza pero midiendo los ingresos", y destacó que el informe de la UCA "se refiere a alimentación, salud, saneamiento, acceso a cloacas", entre otros, sin descuidar otro factor como la estimulación temprana.
"En un niño desnutrido ya no se recuperan sus neuronas y va a entrar al camino de la educación formal en desventaja", indicó.
Al referirse al trabajo que señala que solamente el 14% de los pobladores de asentamientos precarios tiene empleo formal, remarcó que "los problemas a mediano y largo plazo se resuelven con trabajo digno. Los padres de un niño deben tener acceso al trabajo".
"Mientras no se generen las condiciones de trabajo digno vamos a seguir teniendo esto", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario