La ciudad

En Nuevo Alberdi Oeste no habrá que cruzar la ruta y la vía para ir a clases

La provincia anunció la construcción de una escuela con dos salas de nivel inicial y primaria. Un anhelo que lleva 30 años.

Sábado 09 de Febrero de 2019

Todos los días, casi un millar de chicos de Nuevo Alberdi Oeste cruzan las vías del ferrocarril y el acceso de la ruta nacional 34 a la ciudad para ir a clases, un riesgo que los padres y las organizaciones del barrio, fundamentalmente el párroco de la capilla San Joaquín y Santa Ana, Daniel Siñeriz, vienen planteando hace más de una década. Ahora, las obras que la Municipalidad y la provincia pusieron en marcha en el marco del Plan Abre y que se anunciaron justamente esta semana (ver aparte), incluyen la construcción de la nueva institución educativa para el barrio, con dos aulas para el nivel inicial y otras siete para la primaria. "Con la idea de seguir en el futuro con la oferta del secundario", adelantó el sacerdote, quien lleva 14 años en la zona y recordó la explosión demográfica que el barrio tuvo desde 2005. "Hoy más que nunca, y fundamentalmente en las poblaciones más postergadas, se necesitan espacios que den la posibilidad de humanización y qué más humanizante que una escuela", recalcó Siñeriz.

   El párroco aseguró que el anhelo de la escuela tiene por lo menos tres décadas en lo que se llama Nuevo Alberdi Oeste, pero lo cierto es que las gestiones para concretarla se iniciaron hace ya 15 años. Es que la zona, que tiene un desarrollo fundamentalmente rural, con áreas de quintas, crianza de animales y fábricas de ladrillos como modo de supervivencia, explotó demográficamente en 2005, con la llegada de familias de otras provincias y también de otros barrios de la ciudad.

   Es allí también donde funciona el llamado Tambo de la Resistencia, de la agrupación política Ciudad Futura, otra de las referencias del barrio junto con la capilla de la que está al frente el sacerdote.

   Si bien en la zona la oferta educativa es amplia, ya que hacia el sector más urbano, Nuevo Alberdi Este, hay tanto escuela primaria como secundaria, e incluso con la construcción de las viviendas de la llamada Zona Cero se levantó una segunda escuela, también con nivel inicial y primaria, los chicos del oeste debían exponerse todos los días a cruzar las vías del ferrocarril y el acceso de la ruta nacional 34, que acumuló siniestros viales durante años, para llegar a clases.

   "Después de esa explosión demográfica hicimos un censo y eran unos mil los chicos en edad escolar que teníamos en la zona", recordó el párroco, y contó que en 2015 comenzó el reclamo de la escuela, con junta de firmas entre los padres, madres y vecinos, y en ese momento eran 700 los alumnos que hacían el cruce hacia el este cotidianamente, para ir y para regresar a sus casas. "Hoy son muchos más", acotó.

El decreto

Si bien Siñeriz aseguró que las negociaciones con el Ministerio de Educación de la provincia tienen ya varios años e incluso señaló que "la decisión está tomada hace tiempo", indicó que la traba era la falta de un terreno donde levantar el edificio. Allí, funcionarán dos salas de nivel inicial y la primaria, además del área para jóvenes y adultos que desde hace 20 años está presente en un aula radial que el Ministerio de Educación tiene instalada en la capilla.

   A través de un convenio que la provincia firmó con el Arzobispado de la ciudad, se compró el predio lindero a la propia capilla, donde ahora comenzarán en el corto plazo las obras para hacer las aulas. Así lo indica el decreto firmado por el gobernador Miguel Lifschitz para la adquisición del espacio, a lo que siguió esta semana la escrituración del terreno de 3.940 metros cuadrados que está en la esquina de Domingo Matheu y Benito Alvarez.

   Siñeriz no sólo celebró que la capilla y el espacio de los chicos pasen a ser ahora vecinos, sino que además afirmó sin dudar que "la historia de este lugar muestra que estaba destinado a convertirse en escuela". Es que la parroquia San Joaquín y Santa Ana fue levantada por la congregación de las Hermanas Capuchinas, que ya en ese momento tenían el proyecto de hacer una primaria en la planta alta del edificio.

   "Hasta hace poco estaban aún los postes que demarcaban ese proyecto y que las hermanas terminaron concretando en otra zona de Alberdi, pero muestran que el destino de este lugar era el de tener una escuela", añadió.

   Ante la necesidad del barrio y de las familias, el sacerdote destacó "el espacio de contención y humanización que significa la escuela" y, como referente del barrio, adelantó que ya se está trabajando con el Ministerio de Educación en el proyecto a ponerla en marcha. Claro que ahora será de nivel inicial y primaria, pero irán por más, ya que en carpeta queda el proyecto para sumarle la oferta de un secundario o terciario para los adolescentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario