La ciudad

En medio de la polémica, reforzarán el control en la rambla en Año Nuevo

Todos los días, hay control vehicular y decomiso de alcohol en la playa entre las 9 y las 21. El 1º de enero habrá agentes de madrugada y se realizarán controles de alcoholemia.

Lunes 28 de Diciembre de 2015

En medio de la polémica por el pedido de más refuerzos por parte de los guardavidas de la rambla Catalunya, los operativos de control vehicular y el decomiso de alcohol en la zona de playa están a la orden del día.

El Ministerio de Seguridad santafesino junto a la Municipalidad continuaba en la tarde de ayer con los puntos de control y prevención en el área de los balnearios rosarinos.

Los dispositivos de fiscalización se llevan adelante desde Navidad sin que se registren incidentes graves, indicaron las autoridades oficiales, aunque se admite que "siempre existe algún margen para mejorar".

De sol a sol. Desde hace unos días, los operativos comienzan a las 9 y se extienden hasta las 21; a diario. Y los sábados, domingos y feriados se refuerza con más personal y vehículos.

En Navidad el control se complementó con refuerzos adicionales desde la 1 hasta las 8; algo que también sucederá en la noche del 31 al primero de año.

Durante el último fin de semana, continuaron los operativos de control y prevención en la zona de La Florida por parte de la policía, con el apoyo de personal municipal.

El Destacamento policial 23, con asiento en la zona de la playa pública de Rambla Catalunya, consta de siete efectivos con un móvil afectado las 24 horas, más otros seis refuerzos de la Agrupación Cuerpos, los días de semana, que trabajan con el apoyo logístico del Comando Radioeléctrico y el 911 desde las 9 hasta las 21.

Los fines de semana y feriados el personal se incrementa con motivo de la mayor afluencia de público al lugar: viernes y sábado, de 12 a 21, seis efectivos de la Policía de Acción Táctica (PAT) y los domingos, de 9 a 21, seis efectivos de la misma patrulla, reforzados con un móvil del Comando y dos motorizados.

Los operativos de saturación se hacen en conjunto con la Municipalidad de 18 a 21, de lunes a viernes, y de 15 a 21 durante los sábados y domingos.

Gazebos. El sábado pasado se instalaron tres gazebos, uno en cada extremo de la playa pública y el tercero en el medio, con personal policial y de la Guardia Urbana Municipal. La idea es que el público tenga a esos puntos como referencia permanente. Desde allí se recorre y se controla la zona de playas junto a personal de Inspección General.

Los operativos van desde la identificación de vehículos hasta el control del contenido de las heladeras portátiles que llevan los bañistas al lugar. Hasta ahora los controles terminaron con numerosos vehículos remitidos al corralón por faltas municipales y conductores con exceso de alcohol en sangre. También se recuperó un Fiat Duna con pedido de captura.

1º de enero. De la misma manera en que ya ocurrió en Navidad, para Año Nuevo se agregarán a ese esquema, desde la 1.30 y hasta las 8, efectivos a pie junto a móviles para realizar controles de alcoholemia con intervención de la GUM.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario