La ciudad

En los últimos dos meses, mandaron al corralón más de un remís ilegal por día

Es el promedio de diciembre y enero. El municipio incautó 71 vehículos ilegales y pidió multas más duras para los infractores, que hoy van de los $650 a los $1.950.

Miércoles 04 de Febrero de 2015

En los últimos dos meses, el municipio remitió al corralón más de un remís ilegal por día. La Intendencia intensificó los controles al sector y trasladó al depósito, entre diciembre y enero, 71 remises no habilitados. En ese marco, el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo, reclamó al Concejo que aumenten los valores de las multas a los infractores, que van de los $650 a los $1.950. "Son montos irrisorios", se quejó el funcionario, quien recordó que en los operativos para sacar de la calle los coches ilegales "se destinan muchos recursos públicos".

Entre diciembre de 2014 y enero pasado, la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana, a través de la Dirección General de Fiscalización del Transporte, intensificó los controles a remises ilegales en distintos puntos de la ciudad remitiendo una importante cantidad de vehículos que realizan esta actividad fuera de la norma.

"En estos dos meses se retiraron de la calle en total unos 71 remises ilegales, lo que significa en promedio más de uno por día", destacó Seghezzo.

Los operativos se realizaron en todos los distritos de la ciudad, tanto de manera diurna como nocturna, logrando así remitir 32 vehículos durante diciembre y 39 durante enero.

"Es una actividad que debemos erradicar por completo, no se puede brindar el servicio de transporte sin habilitación, y muchas veces sin las medidas de seguridad básicas. Vamos a seguir controlando en las zonas neurálgicas de la ciudad para seguir avanzando con esta acción prohibida", agregó el funcionario.

Además, durante el último semestre de 2014, desde la Guardia Urbana Municipal (GUM) se realizaron 10 clausuras a remiserías ilegales, dividas dos en el distrito norte, cuatro en el noroeste, tres en el sudoeste y una en el sur.

"La presencia del Estado a la hora del control es fundamental para poder construir una ciudad más equitativa. Quien decide violar la norma decide violar los derechos del otro", remarcó Seghezzo.

Multas más duras. El secretario de Control fue más allá y pidió a los ediles sanciones más duras para quienes manejan un remís ilegal. Actualmente, la normativa vigente, modificada en 2013, prevé una multa de 50 a 150 unidades fijas, equivalentes al valor de un litro de nafta súper de YPF.

Esos indicadores, traducidos en pesos van aproximadamente de los 650 a los 1.950, para aquellos titulares de vehículos que realicen esta actividad.

Según Seghezzo, "es necesario que el Concejo revise estos montos, ya que resultan irrisorios para este tipo de faltas, que además ponen en riego a los pasajeros transportados".

"Son muchos los recursos públicos que se invierten en este tipo de operativos como para que la sanción a aquellos que detectamos sea el equivalente a uno o dos días de recaudación", aseveró el funcionario.

Para el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, "las multas para este tipo de infracciones deben ser ejemplificadoras. Necesitamos que el Concejo acompañe los controles que venimos realizando con una sanción más dura, que realmente le signifique algo sustancial a aquel que decide manejarse fuera de la norma".

Además de la remisión del coche, se decomisan todos los elementos (radios, frecuencia, handies) que se utilizan para esa tarea y son sancionadas aquellas remiserías que les brinden viajes a estos choferes.

Un problema difícil de dimensionar

La problemática de los remises ilegales no es nueva en Rosario. La cámara que nuclea a los coches habilitados de la actividad denunció que en la ciudad hay “cuatro mil remises truchos” circulando por las calles, cantidad desestimada por el Ejecutivo. “En un par de años, si no hay cambios, vamos a desaparecer”, alertó en 2014 el titular del espacio, Alfredo Gordo.

En su momento, la secretaria de Servicios Públicos, Clara García, salió al cruce de esos datos. “La verdad es que es una cifra que no tiene asidero que se viene repitiendo desde hace bastante tiempo. Entiendo que los remiseros están buscando poner en escena su preocupación y quizás han tirado una cifra que no es la real”, planteó la funcionaria municipal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario