La ciudad

"En los centros de salud hay miedo a robos y agresiones, es difícil trabajar así"

La secretaria gremial de AMRA, Sandra Maiorana, se quejó de los peligros que sufren los trajadores de la salud. En las últimas horas robaron un centro de salud y balearon el frente de un dispensario. 

Miércoles 17 de Junio de 2015

Dos violentos episodios ocurrieron en la últimas horas en centros de salud de la ciudad, lo que despertó el alerta del gremio de los médicos nucleados en AMRA y el pedido de contar con mayor seguridad en estos lugares, para resguardar la integridad tanto de los trabajadores como de los pacientes.

El primero de los hechos ocurrió en un centro de salud de Humberto Primo al 2000, donde según trascendió los ladrones robaron una computadora y cerca de 400 dosis de clonazepam. El otro episodio ocurrió en French al 5400, donde sujetos armados pasaron en una moto y balearon el frente de un dispensario ubicado en la esquina. Tras el ataque, el centro permanece momentáneamente cerrado.

Sandra Maiorana, secretaria gremial de AMRA, dijo a "Todos en La Ocho" que "la situación es delicada, cada vez más grave" y que pese a la reiteración de estos hechos "no ha habido grandes cambios en este tema".

"Se está con el temor permanente del robo y de la agresión. Es muy difícil trabajar en esas condiciones y hay mucho riesgo en todos estos lugares", señaló Maiorana. De todas formas agregó que "hoy hay riesgo en todas partes de la ciudad, se hace muy difícil caminar tranquilo por la calle, entrar a una cochera o a su propia casa". Y que "la gente que va a atenderse tiene temor y problemas para llegar a la puerta de los centros de salud".

La dirigente del gremio médico dijo que pese a ciertas mejora en la seguridad en los hospitales, persisten dificultades en los centros de salud, donde a menudo sufren robos "a mano armada de psicofármacos o cosas que muchas veces en el centro de salud no hay", además del asalto "a la gente que trabaja en el centro de salud, que somos todos trabajadores que estamos atendiendo a la comunidad".

"Es terrible porque no cuidan ni siquiera a quien les da una atención en el lugar y gran parte de los robos vienen por ese lado, realmente la situación es muy dura y la gente lo único que quiere es poder ir a trabajar tranquila, distendida en su lugar de trabajo donde tiene que tratar con población que viene con un problema. angustiada. Y uno tiene que tener la mayor tranquilidad para contenerla y atenderla. Y esto no pasa", concluyó Maiorana.
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS