La ciudad

En lo que va del año hubo 40 intentos de usurpaciones

Algunos fueron judicializados. Ayer la Municipalidad de Rosario liberó el predio del club Juan XXIII, que había sido tomado por 15 familias.

Miércoles 12 de Junio de 2013

Las ocupaciones de terrenos se repiten y, en casos de mayor o menor masividad, las reparticiones de control de la Municipalidad ya llevan realizadas unas 40 intervenciones en lo que va del año. En todos los casos, el reclamo es de viviendas o apenas de un terreno y unas chapas. La situación se repitió en las últimas horas en el predio que el Club Juan XIII tiene en 27 de Febrero al 4200, donde unas 15 familias se instalaron con casillas improvisadas con bolsas de nylon y sobre el mediodía de ayer se retiraron pacíficamente cumpliendo con la orden de desalojo que había dictado la jueza Marta Canavesio. El secretario de Gobierno municipal, Fernando Asegurado, admitió el déficit habitacional, pero recalcó: "Estamos dando respuesta y la ocupación no es la forma".

"Hay un promedio de dos intervenciones semanales sobre terrenos de diferentes sectores de la ciudad", explicó el director de Control Urbano del municipio, David Sánchez. No obstante, aclaró que "no en todos los casos las ocupaciones tienen masividad ni llegan a judicializarse, porque se desactivan muy rápidamente".

El funcionario detalló que "en un 80 por ciento de los casos se ve la necesidad de vivienda que la gente manifiesta, aunque en algunos aparecen quienes quieren aprovecharse de esta situación y de las familias. Hay un protocolo que tiene como objetivo intervenir rápidamente para desalentar la ocupación y evitar que el conflicto se judicialice", dijo y remarcó que "se trabaja conjuntamente con las áreas sociales de la Municipalidad y la provincia para dar contención y buscar soluciones a los reclamos a corto plazo".

Antecedentes. El caso más resonante, aunque no el único, fue el de la ocupación de los terrenos de Empalme Graneros utilizados por la monja María Jordán y que terminó con un polémico desalojo en el que tres personas resultaron heridas de armas de fuego. Las familias están siendo censadas y algunas se volvieron a manifestar la semana pasada en el Centro de Distrito Oeste. Una semana más tarde, un precario edificio perteneciente a la obra del sacerdote Joaquín Núñez fue ocupado en la zona oeste y desalojado horas más tarde en forma pacífica.

En la mayoría de los casos no se trata de familias en situación de calle, sino de parejas que comparten la vivienda con sus padres y hermanos y viven en condiciones de hacinamiento en casas precarias. Y así también lo planteaban las mujeres que este lunes ocuparon el predio del Club Juan XXIII.

Desalojo. El predio del club de la zona oeste no tiene cerco perimetral, pero allí desarrollan sus actividades más de 150 chicos de entre 12 y 30 años, además de un grupo de chicas del equipo de hockey de la ONG Causa y Efecto. Allí se instalaron unas 15 familias.

"Se trabajó con las áreas de Promoción Social y Desarrollo Social para conocer la situación de cada grupo y cumplir con la orden de la Justicia en forma pacífica", explicó el responsable de Control Urbano, que estuvo al frente del operativo.

El presidente del club, Maximiliano Altoaguirre, señaló que los ocupantes "eran vecinos de la zona que se organizaron para ingresar al lugar" y agregó: "No había ninguna organización política, ellos dijeron que el predio parecía abandonado, pero no lo está ni lo estuvo nunca. El problema es que no teníamos presupuesto para hacer los cerramientos".

Si bien ya habían planteado varios pedidos, ahora el municipio financiará las obras de cerramiento que deben hacerse sobre las calles Valparaíso y Río de Janeiro. "Vamos a seguir trabajando con la gente del Distrito Oeste para poner en condiciones las instalaciones", indicó Altoaguirre.

Fein: “No se aceptará la toma de un predio”

Se estima que en Rosario unas 50 mil familias padecen déficit habitacional, y aunque la intendenta Mónica Fein insistió ayer en que “no se aceptará la toma de un predio”, también admitió que “todavía son muchos quienes que no tienen acceso a la vivienda”. Es más, recalcó que se está trabajando en “un plan muy fuerte con la provincia y con la Nación”, y adelantó que el jueves viajará a Buenos Aires para ver cuestiones vinculadas al programa Procrear.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, admitió que “el hábitat es un tema permanente en la agenda y debe ser abordado”, pero también condenó las ocupaciones y recalcó que “se está dando una respuesta a través de los tres niveles del Estado como hacía tiempo la ciudad no tenía”. En ese punto, detalló que “la provincia ya entregó la vivienda dos mil de su gestión; y entre Nación, provincia y municipio se están abordando más de cinco mil soluciones habitacionales —que no significan viviendas en todos los casos—, un número importantísimo, teniendo en cuenta que a lo largo del Rosario Hábitat, en más de una década, se dieron 7.500 soluciones”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario