La ciudad

"En la inspección visual advertimos problemas iniciales importantes"

Lo afirmó el ingeniero Claudio Bersano, uno de los autores del informe que se presentó a la Justicia tras la inspección realizada al carrito de la Vuela al Mundo del parque Independencia.

Viernes 30 de Agosto de 2013

Claudio Bersano, uno de los ingenieros miembro del Laboratorio de Ingeniería Mecánica Forense de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura de la Universidad Nacional de Rosario, señaló esta mañana que durante la inspección realizada al carrito del juego mecánico Vuelta al Mundo del parque Independencia "advertimos problemas que a nosotros nos parecen importantes recalcar y de los cuáles no podemos determinar el origen".

El sábado 10 de agosto por la tarde, un carrito de la Vuelta al Mundo se desprendió desde unos 25 metros de altura y provocó la muerte de las hermanas Melanie y Florencia Aranda, oriundas de Rafaela. Ahora, la Justicia investiga las causas del siniestro.

En declaraciones al programa El día es hoy, que se emite por La 3, el profesional brindó algunos detalles de cómo había sido la inspección -que quedó registrada en un informe de 64 páginas- e indicó que "se describió básicamente el estado de la estructura, es decir de la rueda, de la parte de motores y comandos. Se aportaron informaciones del fabricante a través de lo que se pudo averiguar por internet y se describió el estado de la canasta siniestrada, básicamente donde se produjo el desenganche de la canasta de la estructura de la rueda. Eso consta en el informe a grandes rasgos".

Cuando se le preguntó sobre el estado en que habían encontrado la taza siniestrada, Bersano indicó que "en la inspección visual advertimos problemas que a nosotros nos parecen importantes recalcar. Pero presentamos un plan de trabajo, ahora hay que hacer trabajos más detallados, especialmente sobre el carro. Hay que desmontar los soportes del carro siniestrado, y en base a eso, se determinará cómo está constituido el sistema de enganche, si es que falta alguna pieza, porque no sabemos si falta alguna pieza o no. Y en base a eso hay que determinar la causa final del desenganche de la canasta".

Acerca de si el informe técnico podía dar algún indicio más firme sobre si el accidente podría haber sido una falla de fábrica o de la falta de mantenimiento, explicó que "hay combinaciones de varias cosas. Las responsabilidades penales las determinará el juez. Para nosotros hay problemas iniciales de los cuales no podemos determinar el origen, pero son bastante previos, diría casi del montaje. Pero no podemos decir si salió del fabricante o si fue montaje".

Bersano respondió afirmativamente cuando se le preguntó si una buena inspección podría haber detectado estas anomalías aunque aclaró que "lo que hicimos nosotros fue una inspección visual. En el informe está aclarado. No se usó ningún instrumento de inspección especial. Nosotros trabajamos el domingo, se puede imaginar que lo único que teníamos a mano era una cámara fotográfica".

El ingeniero negó que podrían haber faltado trabas de sujeción y agregó que "el sistema tiene un diseño. Lo que no sabemos es si al caerse se perdió alguna pieza. Hicimos una revisión con la Policía Científica de todo el terreno que rodea el juego y sólo encontramos dos retenes de goma, productos del desenganche. Pero no sabemos si algo se cayó porque incluso se dijo que uno de los heridos había sido golpeado con algo en la cabeza".

Cuando se lo consultó sobre que si la inspección fuese exhaustiva, esas fallas se podrían haber detectado, el experto indicó que "la inspección visual es lo primero. Cuando uno detecta visual o auditivamente alguna falla, algo que no está bien, ahí hay que profundizar. Pero la primera forma de inspección es visual".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario