La ciudad

En la guardia del Sáenz Peña atienden casi 3 veces más pacientes que en el Heca

En cuatro años, la demanda en la guardia del Hospital Roque Sáenz Peña creció un ciento por ciento. De 50 mil consultas promedio que se atendían en 2008, hoy la cifra asciende a unas 100...

Viernes 14 de Diciembre de 2012

En cuatro años, la demanda en la guardia del Hospital Roque Sáenz Peña creció un ciento por ciento. De 50 mil consultas promedio que se atendían en 2008, hoy la cifra asciende a unas 100 mil. Es más, a poco de cerrar el 2012, el efector ya sumó 97.154 atenciones, casi el triple de las que asisten en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (35.718) e incluso por encima de las 96.033 del Vilela.

La intendenta Mónica Fein señaló ayer que el Roque Sáenz Peña absorbió la demanda del Heca y admitió que "es un efector regional que asiste a pacientes de localidades aledañas" y que "a veces queda chica".

El director del efector, Federico Cornier, recordó que "ya en 2008, cuando inaugurábamos la nueva guardia, estábamos pensando en generar más espacios de atención ante el nivel de demanda".

El aumento de pacientes en el efector de la zona sur, y sobre todo en la guardia, es un dato que surgió en el marco de los reclamos de mayor seguridad que vienen sosteniendo los profesionales del hospital, que se movilizaron el martes pasado y ayer lo hicieron nuevamente en una convocatoria que llevó adelante el Sindicato de Empleados Municipales de Rosario (STM).

De hecho, no sólo se trata del incremento de la atención, sino también de la presencia de un mayor número de pacientes que ingresan con heridas de bala o arma blanca (un promedio de siete por día) y de heridos en accidentes de tránsito. "Eso responde a varios factores", explicó el director y detalló que "tiene que ver con el alejamiento del Heca de la zona, pero también con el incremento de la violencia y el aumento del parque automotor de motos, por ejemplo, ya que el 80 por ciento de los lesionados son por accidentes en ese tipo de vehículos".

Regional. La intendenta recordó ayer que el efector funcionaba "con una guardia muy pequeña donde la gente esperaba afuera, por eso, lo primero que se hizo fue llevar la guardia a condiciones adecuadas porque se entendía que el traslado del Heca iba a generar mayor demanda". Sin embargo, apuntó que "la solución definitiva para dar respuesta a esa demanda es la construcción del Hospital Regional Sur" ya anunciado por el gobierno provincial y hoy prácticamente paralizado.

En ese marco, Fein destacó que "la semana que viene se inaugurará la nueva maternidad" del Roque Sáenz Peña y puntualizó que "se hizo un nuevo laboratorio y una nueva neonatología, y se mejoró el área clínica, y también se trabaja para fortalecer al Hospital Provincial". Pese a eso, admitió que el Roque tiene la demanda "de un hospital regional que recibe pacientes de localidades aledañas de la zona sur y obviamente esa infraestructura a veces puede quedar chica".

No tan chico. "Parecemos un hospital chico, pero se trabaja y mucho, y somos el segundo hospital más grande de la ciudad y el que más pacientes atiende en su guardia", afirmó el director del efector y agregó que "es el único hospital que quedó en la zona sur, que además es el sector más densamente poblado de la ciudad y es una referencia arraigada en el barrio".

Las consultas aumentaron de 2008 a este año un ciento por ciento, con la atención de más de 300 consultas diarias —un promedio de 200 de adultos y otras 130 pediátricas—, además de las 40 consultas diarias que se atienden en maternidad. A eso se suman un promedio de 18 mil partos anuales, más de 54 mil consultas en consultorios externos y las 98 camas de internación de los servicios de Maternidad, Tocoginecología, Clínica y Neonatología.

"La guardia que se inauguró en 2009 es seis veces más grande que la que teníamos anteriormente, sin embargo, ya cuando la estábamos abriendo nos dábamos cuenta que se necesitaba más espacio aún y se abrieron dos consultorios más en ese sector", explicó Cornier.

Sin dudar, el director admitió que "obviamente a veces la infraestructura no alcanza, sobre todo en épocas de picos de demanda, como en invierno, cuando además tenemos internación transitoria pediátrica".

Así, el Roque Sáenz Peña se erige como efector de referencia en la zona sur pero el grado de violencia que se registra en su guardia preocupa a médicos y las autoridades.

Certificación

Con certificación entregada por el Minsiterio de Medio Ambiente de la Nación, el Hospital Roque Sáenz Peña es el único centro de salud de todo el país que se convirtió en referente en el tratamiento de los residuos hospitalarios, tanto patológicos como no patológicos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario