La ciudad

En el cierre de las tareas de rescate se vivieron los momentos más emotivos

Funcionarios, rescatistas, voluntarios y vecinos se agradecieron mutuamente con abrazos y lágrimas.

Lunes 12 de Agosto de 2013

Fue un agradecimiento de todos hacia todos. Las tareas de rescate no terminaron como hubiesen querido, pero bomberos, paramédicos, voluntarios y vecinos se regalaron abrazos, palabras de apoyo y agradecimiento, lágrimas y aplausos que se prolongaron durante larguísimos minutos, cerca de las 19.30, en el cierre de los trabajos de rescate tras la tragedia de Salta al 2100.

El gobernador Antonio Bonfatti junto a otros funcionarios provinciales y locales se encargaron de acercarse a los rescatistas y agradecer a uno por uno. También la intendenta Mónica Fein estuvo en la cuadra de la explosión, visible emocionada, cuando se confirmó el hallazgo de las últimas dos víctimas de la tragedia.

"Nos agradeció por lo que se hizo, por lo que se pudo hacer", comentó uno de los rescatistas más jóvenes, sin poder evitar derramar lágrimas luego de que Bonfatti hablara con él y con cada uno de los bomberos.

Luego, los bomberos protagonizaron un emocionante abrazo grupal, todavía detrás de las vallas y con las sirenas de las autobombas sonando a todo volumen. Cuando los rescatistas dejaron el sector del epicentro de la tragedia, los vecinos le dedicaron extensos minutos de aplausos y abrazos a los rescatistas y voluntarios, que trabajaron sin descanso durante casi una semana completa.

Tras más de media hora de aplausos, todos los presentes juntaron sus voces para entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino, mientras algunos rescatistas mantenían sus cascos en alto y un grupo de bomberos mostraba una bandera celeste y blanca con la palabra "gracias".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario