La ciudad

En dos años, viajar en tren hasta Buenos Aires tardará cuatro horas

Lo prometió el gobierno nacional, que ya comenzó a cambiar los durmientes de todo el trayecto. Pero son más de 40 mil y sólo repusieron mil

Domingo 25 de Febrero de 2018

El gobierno nacional prometió que en dos años el tren Rosario-Retiro tardará cuatro horas para cumplimentar ese trayecto. Si el anuncio se cumple, sobre el cierre del mandato de la actual administración central se llegará casi al tiempo prometido en 2012, cuando se dio a conocer que se retomaría el añorado servicio. Para eso, ya comenzó el cambio de durmientes en todo el tendido de las vías. Pero son más de 40 mil y hasta ahora sólo repusieron mil.

Fue en 2012 cuando el entonces ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció que se instalaría "un servicio ferroviario de pasajeros que llegará en tres horas y media" de Rosario a Capital Federal. En ese mismo acto, justificaba el jamás concretado compromiso de plasmar el tren de Alta Velocidad (Tave), conocido como tren bala, con la frase: "Muchas veces lo ideal es enemigo de lo posible".

El recorrido en cuatro horas será una modificación sustancial. Sin embargo, los trabajos tienen su demora, ya que se realizan de manera artesanal, cambiando los durmientes uno por uno. No obstante, las vías ya fueron renovadas.

El diputado nacional de Cambiemos, José Núñez, celebró esa transformación estructural del tren a Buenos Aires y dijo que "el ciento por ciento de las vías están montadas y se encuentran en operación. El gran desafío es solucionar el problema de los más de 40.000 durmientes de hormigón fisurados, que se colocaron durante el gobierno de Cristina Kirchner y hoy obligan a los trenes a tener que circular, por algunos sectores, a velocidades bajísimas".

En ese sentido, el legislador detalló que "es un trabajo artesanal y ya se cambiaron más de mil durmientes, tarea que demanda mucho tiempo, pero que cuando se concluya, en unos dos años, hará bajar el tiempo de viaje a cuatro horas".

Barreras automáticas

Además, se están colocando barreras automáticas en más de 30 pasos a nivel, "cuestión que permitirá mejorar las velocidades en estos cruces, con el objetivo de reducir cada vez más el tiempo entre Rosario y Buenos Aires".

Por otro lado, Núñez mencionó la "inversión millonaria" que está haciendo la Nación en la reforma de la estación Rosario Norte y dijo que "ya está en marcha la obra, las máquinas están trabajando y, cuando se encuentre finalizada, tendrá importantes mejoras en cuanto al mobiliario, las boleterías y los baños (ver aparte)".

"Los rosarinos que viajen hacia Buenos Aires van a contar con una estación moderna, cómoda, que además permita seguir sumando pasajeros y distintas conexiones desde el centro de la ciudad", continuó el diputado.

El legislador de Cambiemos, remarcó: "Vale destacar que el actual tren ya demora una hora menos para llegar desde Retiro a Rosario Norte, y en 2017 se vendió casi un 20 por ciento más de pasajes respecto al año anterior, por lo que vamos a seguir haciendo todo el esfuerzo para terminar con el reemplazo de durmientes y la obra de la estación, para que, de una vez por todas, las formaciones lleguen en los tiempos que están previstos y se puedan agregar más frecuencias".

El pasado 15 de enero, el ferrocarril redujo su trayecto en una hora, aunque sigue demorando mucho tiempo en unir ambas ciudades. El dato fue confirmado por el presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, quien llegó por esos días a la ciudad para recorrer las estaciones Sur y Norte y ver el estado en que se encuentran.

En aquella oportunidad también se reunió con empleados y representantes gremiales.

El viaje entre la estación Retiro, en la ciudad de Buenos Aires, y Rosario Norte, en Aristóbulo del Valle 2750, que los primeros días de enero tardaba 7 horas y 42 minutos, ahora demanda 6 horas y 42 minutos.

Según explicó Orfila, los tiempos se redujeron porque se levantaron las restricciones de velocidad que había en algunos tramos del recorrido a causa de las condiciones en las que se encontraban las vías. "Había algunos sectores en los que se podía circular a 12 kilómetros por hora, lo que afectaba el tiempo total del viaje", detalló.

Casi 85 millones de pesos para Rosario Norte

En agosto próximo estará concluida la primera parte de la remodelación de la histórica estación ferroviaria Rosario Norte. Con una inversión cercana a los 14 millones de pesos, se restaurará de manera integral la terminal de Pichincha, mejorándose su mobiliario y las boleterías, aparte de la construcción de nuevos baños. Sin embargo, las obras son mucho más ambiciosas. Según pudo saber La Capital, el gobierno federal aportará 70,5 millones de pesos para ejecutar tres andenes de 320 metros lineales, restaurar cubiertas de alto valor edilicio y diferentes dependencias, y trasladar y poner en valor el histórico puente de la estación. Los trabajos incluirán también la reparación del área de estacionamiento y las veredas. En total, se invertirán 84,5 millones de pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario