La ciudad

En cinco meses los rosarinos entregaron 3.944 armas

Según Raúl Bartolucci, titular del Registro Nacional de Armas de Rosario, (ReNAr) , la respuesta al Plan Nacional de Desarme duplicó las expectativas iniciales. En Rosario, se destruyeron casi 4 mil armas que estaban en manos de civiles.

Miércoles 26 de Diciembre de 2007

Según Raúl Bartolucci, titular del Registro Nacional de Armas de Rosario, (ReNAr) , la respuesta al Plan Nacional de Desarme duplicó las expectativas iniciales. En Rosario, se destruyeron casi 4 mil armas que estaban en manos de civiles.

Las 3.944 armas entregadas por los rosarinos en la oficina del Registro Nacional de Armas (ReNAr) ubicada en la esquina de Rioja y Cafferata, fueron primero inutilizadas enfrente de cada persona que se acercó a canjear su arma y luego fueron destruidas junto a otras 70.000 armas recolectadas en todo el país.

Así lo explicó a La Capital on line el titular de la delegación local del ReNAr, Raúl Bartolucci, quién indicó que la oficina se vio desbordada por la exitosa convocatoria que superó las previsiones y las autoridades nacionales decidieron extender durante todo el 2008. El canje de armas se inició en julio de este año y debía finalizar en marzo de 2008 pero se extenderá durante todo el año que viene.

Según las estadísticas, desde 1997 murieron en Argentina 32.000 personas víctimas de armas de fuego. Pero el dato significativo es que el 50% de las muertes ocurrieron como consecuencia de accidentes con las armas. De cada 4 personas que fallecieron, sólo 1 fue por consecuencia de acciones delictivas, 1 por suicidio y 2 por accidentes con las armas.

En este sentido Bartolucci detalló; "Hay factores que son preponderantes en las causas de un accidente, por ejemplo la curiosidad. La presencia de un arma de fuego en una casa generalmente tiene muchas posibilidades de generar un accidente porque es muy probable que caiga en manos no hábiles para su manejo o que no esté preparado para usarla".

Si bien el plan no termina con la inseguridad contribuye a disminuir el riesgo de muerte, para que existan menos armas en las casas y de esta manera ocurran menos disparos y muertes "por error". El Plan de Desarme facilita a la población civil la posibilidad de deshacerse de armas de fuego en su poder, viejas, que no usan, que recibieron de herencia, o que no saben como regularizar.

Las personas se pueden desprender del arma con un trámite sencillo y un incentivo económico. Por cada arma se entrega un cheque que oscila entre los 100 y 450 pesos de acuerdo al valor estimado por cada arma. Quienes quieran sumarse al desarme pueden concurrir al ReNAr entre las 8.30 y las 13.30, en Cafferata y Rioja.

En la oficina de Rosario, las armas se inutilizan con una prensa hidráulica y luego son enviadas donde son destruidas definitivamente y fundidas en una empresa siederúrgica de Campana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario