La ciudad

En apenas una semana ya llovió casi el doble del promedio mensual

Abril viene mojado. El pronóstico sigue anunciando más agua para los próximos seis días a excepción del jueves. Un otoño más húmedo que lo normal en la región.

Lunes 11 de Abril de 2016

Sólo durante los primeros siete días de abril ya cayeron 140 milímetros de agua sobre Rosario, cuando el promedio mensual histórico es de 79,7. Todo indica, además, que a lo largo de la semana que comienza hoy continuarán registrándose lluvias de diversa intensidad, con excepción del jueves, único día en el que se espera que salga el sol. De hecho, el fenómeno viene confirmando la tendencia climática que elaboró para el otoño (trimestre abril-mayo-junio) el Servicio Meteorológico Nacional, en el que esperan precipitaciones por encima de los valores normales para buena parte del país, incluida la región Litoral. Aun así, hasta ahora las lluvias no trajeron grandes inconvenientes a la ciudad ya que los arroyos y canales no registraron desbordes.

El último informe elaborado por la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio local, del viernes pasado, consignó que las intensas lluvias que se dieron durante la primera semana del mes ya causaron algunas complicaciones productivas en la zona, que se halla en plena cosecha de soja, tanto por las posibles pérdidas de rinde del cereal como por la dificultad para sacar la producción de los campos debido al mal estado en que se encuentran los caminos.

Pero el tiempo no mejoró después del informe y durante todo el fin de semana Rosario se mantuvo bajo un cielo gris, con lluvias y lloviznas intermitentes y alguna que otra tormenta, lo que obligó a chicos y grandes a buscar opciones de esparcimiento bajo techo, como cines y shoppings.

Como si eso fuera poco, todo indica que las precipitaciones no aflojarán demasiado tampoco esta semana.

De hecho, los distintos sitios especializados en pronóstico prevén que el único día en que podría salir el sol y no caer una gota será el jueves: habrá que aprovecharlo, ya que nuevamente se esperan lluvias y tormentas para el viernes y sábados próximos.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, hoy continuarán soplando ráfagas desde el cuadrante sudeste y existe una alta probabilidad de lluvias y lloviznas tanto durante la mañana como por la tarde y noche. Pasado mañana también se anuncia inestable y el miércoles podrían registrarse tormentas tempranas.

Ciudad bajo control. Por ahora la seguidilla de días húmedos y lluviosos no ha causado anegamientos dentro del ejido urbano.

“Hasta el momento no se han registrado mayores inconvenientes dentro de la ciudad, pero como el agua que cae en la cuenca arriba de los arroyos (Saladillo y Ludueña, y los canales Salvat e Ibarlucea) tarda en llegar habrá que seguir monitoreando” esos cursos, explicó ayer el titular de Defensa Civil, Raúl Rainone.

El funcionario también detalló que en el caso del barrio El Mangrullo (extremo sur de la ciudad), ya rindieron sus frutos las tareas que se desplegaron a partir de la primavera pasada tras el anuncio de que el fenómeno meteorológico de El Niño y la elevada altura del Paraná podrían traer complicaciones en la zona.

De hecho, contó Rainone, aunque el nivel de evacuación del río Paraná frente a las costas locales continúa figurando en los registros del Instituto Nacional del Agua y la Prefectura Naval Argentina como en 5,30 metros, gracias al corrimiento de las viviendas que se encontraban en los terrenos más bajos ahora la verdadera altura de anegamiento, “con alguna consecuencia”, se ubica recién en los 5,55 metros.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario