La ciudad

En 25 escuelas sumarán horas de clase para los chicos de 4º y 5º grados

La provincia avanza con la ampliación de la jornada en la ciudad. Los pibes tendrán idiomas (en la mayoría será inglés), teatro, danza y acompañamiento al estudio, entre otras propuestas.

Lunes 31 de Marzo de 2014

A partir de mayo, 102 escuelas primarias públicas de la provincia, 25 de ellas de la ciudad, ampliarán su jornada escolar. En las dos horas más de clase que sumarán cada turno de 4º y 5º grados, los chicos tendrán idiomas (en la mayoría será inglés), teatro, danza y acompañamiento al estudio, entre otras propuestas. En Rosario, la iniciativa llegará a los colegios de los barrios más vulnerables y alcanzará a unos 2.650 pibes.

Para la ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué, prolongar el tiempo que los alumnos pasan en la escuela es una oportunidad para repensar las formas de trabajo de la escuela primaria y, al mismo tiempo, generar mayor equidad educativa. "Sabemos que las escuelas que se encuentran en los barrios más pobres y reciben a los chicos más vulnerables son las que merecen las mejores condiciones educativas y allí tenemos que apuntar para lograr situaciones de equidad con el resto de los chicos de la provincia. Ese es el propósito", sostuvo.

La extensión de la jornada escolar es una de las metas impuestas por la ley Nº 26.075 de financiamiento educativo, que por 2006 preveía que en 2010 el 30 por ciento de los alumnos del nivel primario accediera a escuelas de jornada extendida o completa. Y la ley nacional de educación (Nº 26.206) ratifica que "las escuelas primarias serán de jornada extendida o completa con la finalidad de asegurar el logro de los objetivos fijados para este nivel".

En septiembre del año pasado, la provincia puso en marcha una prueba piloto en apenas ocho escuelas (seis de Rosario y dos de la capital provincial). Y, en base a esa experiencia, durante este ciclo lectivo se avanzará con la incorporación de 102 establecimientos repartidos en todas las regionales provinciales. Para 2016 se proyecta llegar a 222 escuelas, lo que representa un 12 por ciento de los establecimientos primarios santafesinos.

En Rosario, las escuelas que ampliarán su jornada serán 25 y están ubicadas en los barrios comprendidos por el plan integral de intervención lanzado por la provincia. "Como (dentro del plan de barrios prioritarios) desde Educación llevamos el programa «Vuelvo a estudiar» para que los jóvenes terminen el secundario, la jornada ampliada será la propuesta para el nivel primario", apuntó la ministra.

Hasta séptimo. La jornada escolar de seis horas comenzará a partir de 4º y 5º grados para extenderse anualmente al resto de los grados del segundo ciclo del primario. En toda la provincia serán 7.500 chicos los involucrados en el proyecto, de los cuales poco más de un tercio (2.650) son rosarinos.

Esas dos "horas extras" que se sumarán a la rutina de los colegios no todos los chicos realizarán las mismas actividades. "Hay varias propuestas que cada escuela define en el marco de su proyecto institucional. Todas tendrán un idioma extranjero, teatro, danza y acompañamiento al estudio, al resto cada escuela le dará su impronta. Si el plan institucional está basado en las ciencias, ese propósito pedagógico atravesará todos los espacios", explicó la directora provincial de educación primaria, Stella Maris Lapelle.

Y aclaró que se trata de ampliar y no de extender la jornada de clases. "Vos podés extender el tiempo en la escuela sin que haya ningún cambio. Pretendemos que haya un cambio en la estructura y en la oferta de la escuela primaria. Lo peor que nos puede llegar a pasar es que la escuela sea de una manera en un turno y de otra manera en el otro tiempo. La ampliación horaria tiene que vertebrar los propósitos pedagógicos de la escuela y también el tiempo en que se aplican", sostuvo.

En obra. Durante las vacaciones, algunas de las escuelas donde se pondrá en marcha la ampliación de la jornada estuvieron en obra: se sumaron aulas, se amplió el comedor o se renovó la cocina. "El proyecto demanda una gran inversión en términos económicos. Se necesita infraestructura, nuevos cargos y acompañamiento pedagógico. Para esto hay fondos provinciales y también nacionales", explicó Balagué.

Y desgranó números: la puesta en marcha de la ampliación horaria en estas escuelas implicó la creación de 2.768 horas cátedra para maestros de grado, 694 horas cátedra para idioma e igual cantidad para danza y teatro, 930 horas para música, plática o tecnología y 82 cargos de auxiliares administrativos para cada una de las escuelas.

Los docentes que estarán al frente de los nuevos espacios se elegirán mediante un escalafón que otorgará más puntaje a los maestros que ya trabajan en la escuela. Y cada cinco establecimientos habrá un coordinador encargado de amortizar los cimbronazos que producirá el cambio de rutina.

"Estamos empezando un desafío importantísimo en la educación primaria del país—apuntó Lapelle—. Y estamos trabajando con los equipos directivos, con los docentes y con los padres de los alumnos porque vamos a cambiar una estructura que funciona de la misma forma desde hace más de cien años, pero estamos convencidos que el mayor tiempo que pasen los chicos en la escuela redituará en beneficio de ellos y de sus aprendizajes".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario