La ciudad

En 10 zonas clave la policía sube a los colectivos para cuidar a choferes y pasajeros

Los uniformados suben a bordo de las unidades en los lugares más inseguros de la ciudad. El servicio se presta especialmente de noche, con recursos que aporte el Ente de la Movilidad.

Domingo 28 de Febrero de 2016

Por la inseguridad, en cerca de diez zonas calientes de Rosario, agentes policiales se suben a los colectivos para proteger a los choferes y pasajeros de la delincuencia. Hasta ahora el municipio reconocía que en barrios conflictivos una decena de líneas modificaba sus recorridos y evitaba ingresar a las calles más peligrosas y privilegiaba circular por arterias principales iluminadas. Desde hace un tiempo, con recursos que aporta el Ente de la Movilidad, varias líneas cuentan con policías abordo de las unidades en el servicio nocturno para evitar robos e incidentes.

La situación quedó expuesta públicamente esta semana. El jueves, dos policías del Cuerpo Guardia de Infantería que estaban como custodios de la línea 122 rescataron a dos jóvenes de un auto en llamas, luego de un choque con el colectivo en Serrano e Hilarión de la Quintana.

"Estábamos haciendo adicionales. La línea 122 cuenta con ese servicio de noche, por seguridad, y nosotros estábamos tratando de cuidar al chofer y a los pasajeros", explicaron a LaCapital los agentes policiales Leonardo Lemos y Fabricio Rivas.

El secretario general de la Municipalidad, Pablo Javkin, confirmó a este diario que "en determinadas zonas de la ciudad se contratan servicios policiales para custodiar a los choferes y pasajeros de hechos de violencia".

El funcionario defendió la decisión, dispuesta ante el reclamo gremial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y los propios usuarios. "Es una medida adoptada para reforzar la seguridad", señaló.

En el Concejo, el propio oficialismo ha presentado el año pasado iniciativas para avanzar en la misma línea. El edil del Partido Demócrata Progresista (PDP) Aldo Poy propuso que la presencia policial sea en todas las unidades del transporte "de manera aleatoria, en las distintas zonas y en distintos horarios".

Poy remarcó que los propios pasajeros son los que denuncian de manera recurrente "y con gran frecuencia, los robos que padecen en distintas zonas".

Según el concejal del Frente Progresista, para que la medida sea mas efectiva "sería adecuado plantear el control policial dentro de la unidad de manera aleatoria, ya que no se cuenta con suficiente personal para poder cubrir todas las líneas que requerirían este tipo de medida".

Desde el Ente de la Movilidad precisaron que se trata de unidades que circulan en barrios inseguros "con acompañamiento". Los servicios policiales son "ordinarios y a veces adicionales" y los solventa el propio municipio, ya sea en las empresas estatales (Semtur y Mixta) como en la privada (Rosario Bus, del empresario Agustín Bermúdez).

Las zonas calientes identificadas por los choferes y los registros de la Intendencia son dinámicas. Pero las principales son: Santa Lucía, Las Flores, La Cerámica, Tablada, Nuevo Alberdi, La Bombacha y los extremos de las calles Rivarola, Juan B. Justo y Rouillón.

Las zonas coinciden con las líneas que cambiaron su recorrido recientemente por la inseguridad. Tal como informó este diario meses atrás, en al menos 10 líneas, entre las 22 y las 6, los choferes optan por circular por avenidas o calles principales y no por arterias internas de los barrios para evitar robos y agresiones.

Entre las líneas que han cambiado sus trayectos figuran: 106 (bandera roja y negra), 107, 122, 123, 142 (bandera roja y negra) y 153 (ambas banderas). Además, la Ronda del Centro y las líneas de Enlace (Santa Lucía, sur y Noroeste) tienen sólo recorrido diurno.

A diario, la Intendencia formaliza estas restricciones en el servicio informando en tiempo real a los pasajeros a través de las redes sociales (Twitter y Facebook). Y también se puede consultar en la guía oficial impresa de recorridos urbanos.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario