La ciudad

Empresarios del transporte piden aumentar el boleto para pagarles a los colectiveros

Los dueños de empresas de colectivos lo dejaron plasmado en el acta paritaria que firmaron con la UTA. Sugieren subir la tarifa al menos dos pesos de acá a enero del año que viene. Como telón de fondo, la polémica por los subsidios.

Jueves 15 de Marzo de 2018

En el acta que cerró un aumento salarial del 15,20 por ciento para los choferes de colectivos nucleados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA), los empresarios del transporte condicionaron la firma de la misma a que los municipios aumenten el boleto al menos dos pesos más antes de enero de 2019. Con ese incremento, compensarán el aumento en los haberes, que el Estado no cubrirá en su totalidad este año. También acordaron revisar a partir de este mes el convenio colectivo de trabajo.

Esa condición quedó expresamente plasmada en el acta paritaria que rubricaron la UTA, la Federación Argentina de Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap) y el Ministerio de Transporte en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

En el acuerdo paritario está claro que el Estado nacional reconocerá a través de subsidios el incremento salarial pautado para marzo de este año, que es del 3,50 por ciento respecto del salario básico conformado a enero de 2018. Del mismo modo también cubrirá una suma no remunerativa del 5,70 por ciento, que los choferes cobrarán por única vez este mes.


Leer más: Frigerio dijo que "en transporte, los municipios deben asumir responsabilidades"


Ahora bien, en el acta a la que tuvo acceso La Capital se establece que los aumentos del 5,70 sobre el básico de marzo que se aplicará para los meses de abril, mayo, junio, julio y agosto; del 11,40 sobre el mismo básico pero entre los meses de septiembre a diciembre; y del 15,20 para el primer trimestre del año que viene, "no serán considerados a los efectos del cálculo de los montos a distribuir" por subsidios nacionales.


colectivo2.jpg


Las fuentes consultadas remarcaron ayer que este aspecto es el "más novedoso" de la paritaria de los choferes, ya que históricamente el gobierno nacional había subsidiado el 100 por ciento de los incrementos salariales de los choferes.

Pero si esa cláusula causó estupor, más sorpresa generó en muchos que los propios empresarios condicionen los aumentos de sueldo a subas de tarifas.

Sugerencia

Textualmente, y teniendo en cuenta que Nación sólo subsidiará el aumento salarial de marzo, la Fatap indicó que para el resto de los meses (de abril de 2018 a marzo de 2019), el convenio quedará condicionado "al aumento de las tarifas de las distintas jurisdicciones".

Sin medias tintas, los dueños de los colectivos fueron más allá y hasta sugirieron cómo aumentar los boletos. A saber: un peso en abril de 2018, cincuenta centavos más en septiembre y otros cincuenta centavos en enero de 2019.


Leer más: La poda de subsidios sacude todo el arco político local


Si bien detallan que se trata de "montos de referencia", remarcan que "serán afectados pura y exclusivamente al pago de salarios, independientemente de cualquier otra variación de costos que requiera ser ajustada por diferencias mayores".

En el acta paritaria, el gremio de los choferes rechazó cualquier condicionamiento al pago de los salarios pautados y sugirió un "incremento tarifario de referencia en todo el país".

Desde el Frente Progresista surgieron ayer voces críticas a este acuerdo, que ahora deberá ser homologado por la seccional local de la UTA, que dirige el histórico Manuel Cornejo, y el municipio.

Desde el bloque de concejales oficialistas, Verónica Irizar se mostró contrariada por el recorte a los subsidios y recordó que en enero de este año, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, había asegurado que se incrementarían.

"Todos los gobiernos nacionales, kirchnerismo incluido, siempre cubrieron la totalidad del aumento salarial de los choferes, y este año Cambiemos decidió modificar el esquema", subrayó.

En ese orden, recordó que los subsidios "se conforman con el impuesto que pagamos todos a los combustibles líquidos, como el gasoil. De allí se hace un fondo, que luego se distribuye, pero no equitativamente", puntualizó.

La concejala recordó además que el Sistau (los subsidios al transporte) "congeló en 2003 la flota de colectivos que subsidian, por lo que todos los municipios que apostaron a tener una mejor calidad de servicios e incorporaron unidades nuevas, debieron hacerse cargo de esos gastos sin ningún tipo de subsidio nacional".

En esa condición, aseguró, están hoy "60 colectivos que en Rosario se incorporaron cero kilómetro con el esfuerzo exclusivo del municipio local".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario