La ciudad

Empleados del Hospital Italiano reclaman por deudas salariales

Empleados del centro de salud no cobran sus haberes desde noviembre. "La situación es realmente gravísima", manifestaron y expresaron ayer al mediodía sus reclamos.

Jueves 21 de Enero de 2016

Debido a atrasos salariales, trabajadores del Hospital Italiano expresaron ayer al mediodía sus reclamos. Los empleados de este tradicional centro de salud de la ciudad protestaron porque no cobran sueldos desde noviembre. Tampoco percibieron aguinaldos, ni las correspondientes actualizaciones de sus haberes. En este marco de angustia y preocupación, remarcaron en una manifestación sobre la calle que "la situación es realmente gravísima".

"Estamos reclamando y queremos aclarar que no se trata de una medida de fuerza, el hospital no está de paro. Somos alrededor de 270 trabajadores en relación de dependencia que desde junio del año pasado estamos viviendo una situación gravísima en este hospital. Nos estamos manifestando para que la ciudad se entere lo que está pasando en esta institución", exclamó Claudia, una empleada, afligida por el cuadro de situación que les toca afrontar.

Vale recordar, que luego de un severo período de crisis institucional, económica y financiera, el hospital quedó a cargo del médico Alejandro Dotta, la abogada Rossana Mariel Hipólito y el contador Ricardo Mario Dei Cas, quienes actualmente conforman el triunvirato de interventores que son los responsables de administrar la entidad.

"Ellos nos dicen que no ingresa dinero al hospital. Y, en realidad, somos conscientes de que puede ser que no entre dinero, porque el hospital está funcionando con una plaza de entre 30 o 40 camas, cuando tiene una capacidad de 200", confió con desgarradora sinceridad la trabajadora del centro de salud.

Con este número, queda claro que el proceso de reactivación que se esbozó desde la intervención no representa un sendero sencillo. Todavía se palpan algunos inconvenientes en el funcionamiento del efector.

Según esta empleada, "el hospital funciona a medias. Muchos servicios siguen cerrados, como obstetricia, neonatología, pediatría. La realidad es que muchos médicos no han vuelto a trabajar, y que sólo se hace la atención primaria de los pacientes, urgencias, y guardias. El resto, nada", se encargó de precisar.

"Somos víctimas de la corrupción", rezaban los carteles que mostraban los protestantes durante la manifestación de ayer.

Intervenido. En octubre pasado, el juez en lo Civil y Comercial Nº 7 de Rosario, Marcelo Quiroga, dispuso la intervención del hospital debido a los asfixiantes problemas económicos, las medidas de fuerza, las deudas con proveedores, y las denuncias de administración fraudulenta.

Y en noviembre desplazó al Consejo de Administración anterior, y designó los tres interventores para capear la seria crisis, comenzar una etapa de reconstrucción, y manejar el funcionamiento de la entidad. Queda claro, que todavía se mantienen ciertas dificultades, sobre todo económicas, que afectan a los empleados.

El Italiano es uno de los hospitales más reconocidos e influyentes en la ciudad y su zona de influencia. Y según algunos referentes gremiales, este es un obstáculo más que va a superar. Bajo su órbita funcionan 200 camas, y trabajan 500 empleados y más de 300 médicos.

Con evidentes idas y vueltas, la institución de calle Virasoro al 1300 busca señales de descompresión y darle nuevos bríos a sus perspectivas de futuro a esta etapa que lidera la intervención.

En tanto, los trabajadores esperan que las autoridades definan de qué manera saldarán las deudas salariales que mantienen, y que ayer manifestaron frente al hospital.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario