La ciudad

Emotivos homenajes a un año de la muerte de Emilio Lotuf

Tenía 20 años y falleció tras descompensarse mientras disputaba una competencia.

Domingo 19 de Noviembre de 2017

Mañana se cumplirá un año del fallecimiento de Emilio Alberto Lotuf, el joven que murió mientras participaba en una competencia de taekwondo en Buenos Aires. Y en tal sentido, están en carpeta distintos homenajes para recordarlo.

Así, antes de fin de mes el Club Argentino Sirio de Rosario impondrá su nombre al sitio donde el joven de 20 años dictaba clases de taekwondo y otras artes marciales a niños y adultos.

Y desde diciembre, un aula del Instituto General San Martin llevará su nombre también como recuerdo "al alumno y compañero".

Emilio además recibió este mes la distinción Ugarit post mórtem. Se trata de un premio, y en este caso un reconocimiento, a las personas de origen árabe que se destacaron en alguna manifestación científica institucional artística o deportiva, y que representen un aporte significativo al prestigio de la República Argentina.

Este año la entrega de esta distinción cumplió su vigésimo octava edición, y se realizó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la sede del Club Sirio Libanés, ante una multitud de invitados especiales.

Mañana, en tanto, habrá misas en el Colegio San Patricio, del cual fue alumno y capitán del colegio, y en la parroquia Católica San Jorge, donde fue bautizado.

En el San Patricio Emilio se destacó por su capacidad, inteligencia y compañerismo. Fue Capitán de Sheehy (grupo representante de una de las dos casas deportivas del colegio) y de la escuela, gracias a la votación de sus compañeros.

Es más, había sido elegido mejor compañero en varias ocasiones.

Deportista

Como deportista, se destacó en el taekwondo, donde obtuvo un sinnúmero de galardones. En 2013 fue campeón Panamericano de lucha individual acá en Rosario; un año después obtuvo el tercer puesto de la misma categoría en el Mundial de la actividad que se desarrolló en Jamaica.

En 2015, en tanto, clasificó al Mundial de Italia para representar al país en formas de segundo dan ( clasificó en segundo puesto). Ese mismo año, en Chile, fue subcampeón sudamericano wako en la modalidad point fight y tercer puesto en light contact (siendo integrante del seleccionado argentino de kickboxing)

En 2016, en el Mundial de Budapest, fue subcampeón del mundo en la categoría formas por equipo y obtuvo el tercer puesto en lucha por equipo. También se consagró múltiples veces campeón en torneos regionales, internos y nacionales.

Emilio falleció el 20 de noviembre del año pasado tras descompensarse mientras disputaba una competencia de taekwondo en Buenos Aires.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario