La ciudad

Emoción, caos y militancia electoral en la prueba del tren que llegó desde Retiro

Exactamente a las 18.30, la inconfundible bocina ferroviaria anunció la llegada de la remozada formación que desde el 1º de abril comenzará a transportar pasajeros.

Sábado 07 de Marzo de 2015

Y un día, el tren desde Retiro volvió a Rosario. Exactamente a las 18.30, la inconfundible bocina ferroviaria anunció la llegada de la remozada formación que desde el 1º de abril comenzará a transportar pasajeros. Hubo emoción, caos y desborde de militancia electoral en la histórica jornada. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, encabezó la prueba piloto en parte del trayecto hasta la estación Sur. Allí lo esperaba la intendenta Mónica Fein y una marea de seguidores de las distintas vertientes kirchneristas, rodeados de punteros y patovicas.    

Una hora después de lo anunciado, el convoy proveniente de Buenos Aires llegó al viejo apeadero de San Martín al 6200. Desde temprano, ansiosos, vecinos de la zona, familias enteras y trabajadores ferroviarios se ubicaron a lo largo del renovado andén para ver con sus ojos la histórica postal.

   En las vías y en cada rincón, la estación desbordó de militancia con gran despliegue de merchandising electoral. Abundaron las banderas, afiches y folletos de muchos de los aspirantes a alguno de los cargos que se ponen en juego en las primarias de abril.

   Puntualmente, a las 18.30, la locomotora arribó a la estación Rosario Sur. Varios bocinazos, papelitos al aire, un griterío ensordecedor y emoción generalizada le dieron un marco imponente al regreso del ferrocarril de pasajeros a la ciudad.

   “La prueba fue absolutamente exitosa para que el servicio comience a funcionar de manera regular a partir del 1º de abril”, destacó el ministro del Interior, el más ovacionado de la tarde.

   “Gracias a la decisión política de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner —continuó— de recuperar el ferrocarril, hoy estamos cumpliendo un sueño, no sólo de los rosarinos, sino de todos los argentinos, porque allí donde hubo un tren va a volver a haber un tren”.

   Apenas se abrió la puerta del tren, la multitud estalló: “Se siente, se siente, Florencio presidente”, en alusión a la precandidatura presidencial del funcionario, el que más tracciona dentro del paladar negro del kirchnerismo.

   El ministro saludó, se puso la gorrita del gremio de los ferroviarios, recogió algunas de las banderas que le arrojaron y bajó unos minutos a recorrer las instalaciones rodeado de eufóricos seguidores.
  Cuando estuvo arriba de la formación, la caminó de punta a punta. Abajo, la militancia lo acompañaba y lo arengaba.

Randazzo tomó el tren en Zárate. “Por las vías del ferrocarril circula lo mejor de nuestro país, nuestra riqueza y nuestra gente. Durante muchos años, la consigna fue ramal que para, ramal que cierra; para nosotros, ramal que arranca, no para nunca más”, remarcó.

   Luego pasó hasta San Nicolás, donde subió parte de la comitiva santafesina: la fórmula para la gobernación del PJ, Omar Perotti y Alejandro Ramos, y el aspirante a intendente, Roberto Sukermann. Con ellos y otros dirigentes cercanos al gobierno arribó al sur de la ciudad, donde lo esperaba Fein y gran parte de su gabinete.

   En relación al viaje, el ministro destacó que “se transita con mucho confort, ya que todos los coches están equipados con asientos reclinables y suspensión neumática, que junto a la vía nueva generan un andar sereno y silencioso”.

   “Además, tienen aire acondicionado, mesas rebatibles, coche comedor, puertas automáticas y toda la tecnología de un tren de última generación”, añadió.

   El responsable de Transporte reiteró que “las tarifas se darán a conocer pronto, pero tendrán un costo 35 por ciento inferior al del colectivo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS